ECONOMÍA

Oficial: la economía entró por segunda vez en recesión en la era Macri (cayó 5,8% en septiembre)

La economía acentuó su caída en septiembre al retroceder un 5,8% interanual, por lo que entró oficialmente en recesión, la segunda en la era Macri, al conocerse el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC.

 

De esta forma, la actividad acumula seis meses consecutivos con resultado negativo. El INDEC señaló que el EMAE bajó un 1,9% respecto al mes previo.

 

"El tercer trimestre, con datos aún provisorios, arrojó caída de -0,4% contra el anterior. Es el segundo seguido, se puede hablar de recesión técnica como se sostiene en la jerga", indicó el economista de la consultora Ledesma Gabriel Caamaño.

 

La actividad económica en su conjunto bajó en el noveno mes del año debido a la menor producción industrial, el retroceso en el sector del consumo, la construcción y el transporte, explica el informe del INDEC. Además, el EMAE acumuló una merma del 1,5% en los primeros nueve meses del año, informó el organismo.

 

La baja de septiembre estuvo signada por el retroceso del 10,8% en la actividad industrial, del 12,8% en el Consumo Mayorista y Minorista, del 2,9% en la Construcción, y una merma del 4,6% en el sector del transporte.

 

Si la baja no fue mayor obedeció a un aumento del 2,2% en el sector agropecuario debido al comienzo de las labores de la cosecha fina que, en el caso del trigo, se espera que alcance una cosecha de 19,7 millones de toneladas, una de las más grandes de la historia.

 

"En el tercer trimestre el PBI cayó 3,5% interanual y 0,4% desestacionalizado. Pese a que el shock de la sequía quedó atrás, la crisis cambiaria de fines de agosto derrumbó el PBI", analizó Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina.

 

Desde la misma consultora destacaron que la contracción económica responde fundamentalmente a dos factores: el aumento del tipo de cambio y la aceleración de la inflación. "La consecuente reducción del poder adquisitivo en dólares y en pesos, retrajo la demanda de bienes durables y de consumo, lo que llevó a las empresas a reducir al mínimo la producción dado el creciente costo financiero de mantener stocks elevados en un contexto de ventas deprimidas", sostiene un trabajo difundido minutos después de conocerse los datos.

 

El Ministerio de Hacienda estimó que este año el Producto Bruto Interno (PBI) caerá 2,4% debido a la "turbulencia financiera" del exterior, que restó financiamiento al país, la devaluación de la moneda, y la fuerte sequía que afectó al agro durante el primer cuatrimestre del año.

 

Para el año próximo el PBI caerá 0,5%, pero estima que habrá una recuperación de la actividad económica a partir del segundo semestre.

Fiestas ajustadas: la canasta navideña llega con aumentos de hasta el 53%

La desbandada de la inflación golpea con dureza a los trabajadores en un contexto de fuerte caída del salario real. Los productos típicos de las fiestas no son la excepción.

Consumidores Libres advirtió que este año se necesitarán 2.561 pesos, es decir un 29,5% más que el año pasado, para cubrir los productos de la canasta navideña.

 

Sin embargo las canastas pre armadas que ofrecen las grandes cadenas de supermercados están un 53,08% más caras que hace un año.

 

La evolución de los precios de los productos relevados por Consumidores Libres y que componen la canasta navideña (que incluye pan dulce, pollo, sidra, turrones y almendras) se encuentra por debajo de la suba acumulada de los precios generales que en 10 meses llegó al 39,5%.

 

Los productos que más aumentaron en un año son: atún en aceite (69%), banana (66,67%) y el kilo de pollo (57,89%). Según la estimación que realizó Consumidores Libres, se debe contar con un monto de 2.561 pesos para comprar el total de los productos.

 

El pan dulce de 500 gramos, por tomar uno de los productos más típicos de la canasta navideña, experimentó subas que llegan al 55,83%.

La actividad económica cayó otro 1,9% en septiembre y fue un 5,8% menor que hace un año

La profundización de la recesión económica que imponen las altas tasas de interés, la abrupta caída del salario real y la desbandada de la inflación está haciendo estragos en la actividad económica.

La economía acentuó su caída en septiembre al retroceder un 5,8% interanual, por lo que entró oficalmente en recesión, la segunda en la era Macri, al conocerse el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC.

 

De esta forma, la actividad acumula seis meses consecutivos con resultado negativo. El INDEC señaló que el EMAE bajó un 1,9 por ciento respecto al mes previo.

 

"El tercer trimestre, con datos aún provisorios, arrojó caída de -0,4% contra el anterior. Es el segundo seguido, se puede hablar de recesión técnica como se sostiene en la jerga", indicó el economista de la consultora Ledesma Gabriel Caamaño.

 

Según el INDEC, las ramas de actividad de mayor incidencia en la contracción fueron el comercio mayorista, minorista y reparaciones (-12,8%); la industria manufacturera (-10,8%) y transporte y comunicaciones (-4,6%).

 

En tanto, pesca (+2,8%); intermediación financiera (+2,6%) y agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+2,2%) fueron los sectores que mejores resultados tuvieron en septiembre.

 

La canasta básica aumentó 45,4% en 10 meses y una familia necesitó $24.241 para no ser pobre

Se disparó 7,5% en octubre. Para no caer en la indigencia una familia necesitó ingresos equivalentes al menos a 9.735 pesos.

Una familia integrada por una pareja con dos hijos de 6 y 8 años necesitó en octubre 24.241,17 pesos para no caer en la pobreza, lo que implicó un alza de la Canasta Básica Total (CBT) de 7,5% frente al mes anterior.

 

El INDEC informó además que ese mismo grupo familiar requirió de 9.735,42 pesos para adquirir la cantidad mínima de comida que integra la Canasta Básica Alimentaria (CBA), un 7,5% más que en septiembre, y así superar la línea de la indigencia.

 

Los valores son más alarmantes en la comparación interanual, ya que una familia necesitó en octubre cubrir gastos un 51,5% mayores para no caer debajo de la línea de indigencia y un 54,6% más para mantenerse por encima de la línea de pobreza.

 

Así la CBA y CBT avanzan en lo que va del año muy por encima del nivel de inflación general medido por el INDEC y afecta de esta manera con mayor dureza a los sectores más vulnerables.

 

La disparada de la Canasta Básica impacta de manera directa en el índice de pobreza. Así parecen verificarse las advertencias de la Universidad Católica Argentina que anticipó que en los próximos meses seguirá creciendo, y de manera sostenida, la cantidad de argentinos que no llegan a cubrir sus necesidades más básicas.

La producción industrial registró su sexta baja consecutiva

La producción industrial registró en octubre una caída del 3,6% respecto de igual período de 2017, la sexta baja consecutiva, y acumuló en lo que va del año un retroceso del 1,9%, informó hoy la fundación FIEL.

   

En el mes, 7 de 10 ramas de actividad mostraron una caída, destacándose el retroceso de la producción automotriz, metalmecánica, de minerales no metálicos y de químicos y plásticos, señala el estudio. Respecto de septiembre, la producción industrial resultó 3,2% superior incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen la actividad mostró un ligero retroceso del 0,3%.

   

"Aun cuando en septiembre y octubre la contracción de la actividad ajustada por estacionalidad se ha moderado respecto de lo registrado en meses previos, no se observan señales de una reversión de la fase en los próximos meses", estimó la consultora. Según el estudio, en los primeros diez meses del año y en la comparación con el mismo periodo de 2017, la siderurgia continúa liderando el crecimiento industrial con un avance de 9,8%.

   

La producción automotriz acumula en el periodo enero–octubre una mejora de 4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, seguida de la producción de minerales no metálicos y la de papel y celulosa que mostraron un avance de 0,5% en ambos casos, y la producción de alimentos y bebidas (0,2%). La producción de insumos textiles registra entre enero y octubre una baja del 1,5% contra igual período de 2017 y los despachos de cigarrillos retroceden 1,9%.

   

"Las restantes ramas de actividad muestran una caída más profunda que el promedio de la industria, comenzando por el procesamiento de petróleo (5,5%), la producción de insumos químicos y plásticos (5,9%) y el complejo metalmecánico que acumula una caída del 8%", indica el documento.

   

En su informe, la consultora advirtió que "la industria volvió a mostrar en octubre un retroceso. La refinación de petróleo ha contenido una mayor caída en el mes. La producción ajustada por estacionalidad ha desacelerado su ritmo de caída, al tiempo que se observó un freno a la difusión sectorial de la caída de actividad". Alertó que "la industria continúa transitando una fase recesiva".

 

Ganancias 2019: pagarían los salarios a partir de $38.200

Los trabajadores solteros sin hijos comenzarían a tributar el Impuesto a las Ganancias en 2019 a partir de los $38.200 en mano, siempre que el Gobierno incremente el Mínimo no Imponible (MNI) y las escalas actuales del gravamen en un 28%. Las estimaciones corren por cuenta del tributarista Ezequiel Pasarelli, a partir de una posible evolución del denominado RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables). El Ministerio de la Producción y Trabajo tiene que difundir en los próximos días el RIPTE de octubre, que es el que se emplea para esa actualización.

 

"El aumento del Mínimo No Imponible para el 2019 estará muy por debajo de la inflación de este año", explicó Passarelli quien dijo que "al día de hoy, la variación ocurrida entre los meses de septiembre de 2017 y septiembre de 2018 asciende al 25,41%". Basado en esos antecedentes, el tributarista sostuvo que "como mucho, se puede esperar que el aumento sea de entre el 27% y el 28%, lo que implica más de 15 puntos por debajo de la inflación real que es del 45%".

 

El especialista formuló las siguientes comparaciones de salarios de bolsillo para los mismos tipos de empleados. Este año, el MNI para el soltero sin hijos es de $29.855,68; soltero con 1 hijo, $32.275,77; casado sin hijos, $34.654,54 y casado con dos hijos, $39.494,71. Si el RIPTE creciera 28%, en 2019 pasaría para el soltero sin hijos a $38.215,27; soltero con 1 hijo, $41.312,98; casado sin hijos, $44.357,82 y casado con dos hijos, $50.553,23.

 

Passarelli indicó que el retraso del RIPTE frente a la inflación real genera problemas. "Las personas pagan impuesto según una escala progresiva. Lo que genera que, quien más gana, más impuesto paga. Es decir, un efecto sumamente racional, deseado y buscado", explicó. Pero aclaró que "el problema está cuando, ante la falta de actualización o una actualización deficiente, todos pagan en escalas muy altas".

 

Durante años, el anterior gobierno de Cristina de Kirchner se negó a aplicar mecanismos de actualización automática del mínimo no imponible. Por el contrario, los mantenía congelados, de modo que cuando los trabajadores recibían un incremento salarial, gran parte de este se lo llevaba el fisco.

 

En diciembre del 2016, se cambió el sistema y se comenzó a aplicar el RIPTE, que no es otra cosa que un cociente entre la cantidad total de remuneraciones del sector registrado de la economía y la cantidad de trabajadores. El RIPTE tiene como defecto es que no todos los salarios crecen año a año del mismo modo, de manera que aquellos que obtienen incrementos por encima de lo que evoluciona el indicador caen en la misma trampa de que una parte se le termine llevando el Estado. Por el contrario, quien recibe un aumento por debajo de la marca, puede resultar beneficiado. Aún así existe otro problema, para algunos de los trabajadores que están entre las escalas intermedias. Ocurre que pueden recibir una mejora salarial por debajo del 45% de inflación, con lo cual se perdería poder de compra, que lo haga pasar a una escala superior del impuesto. Por ejemplo, pasar del 15% al 22% de alícuota. De ese modo estaría tributando tan solo por ganancias nominales.

 

Un estudio reciente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) destaca que entre 2015 y 2018 la cantidad de empleados en relación de dependencia que empezó a pagar el gravamen pasó de 1,2 a 1,9 millones. Gran parte de ello se debió a eliminación o reducción de deducciones.

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time