ECONOMÍA

ALERTA: La deuda representa casi un 82% del PBI

Desde 2005, la deuda externa argentina no alcanzaba los niveles en los que se encuentra en este momento. Es que tras las últimas corridas cambiarias, la deuda con privados que enfrenta el país se ubica en casi el 82% del PBI, siendo que, si aún continúa la suba del dólar y supera los 44 pesos, podría convertirse en el 107,4%. De todas maneras, en lo que respecta a la relación entre deuda y PBI, en la región, Argentina aún es superada por Brasil.

 

Al parecer las "turbulencias" económicas y la "tormenta" cambiaria no solo afectan a la inflación, el consumo y la pobreza, sino que además está afectando a la deuda, la cual se encuentra en casi el 82% del PBI, ya que gran parte de esos desembolsos, que son en dinero extranjero, se vieron afectados por la suba del dólar.

 

Esta es la primera vez, en 13 años, que la Argentina vuelve a tener una relación tan alta entre el porcentaje del PBI y el peso dólar. Es más, si las estimaciones de los especialistas privados se concretan y a finales de año la divisa norteamericana se ubica en los 44 pesos, el peso de la deuda sobre el PBI será del 107,4%.

 

Lo cierto es que la última cifra emitida por la Secretaría de Finanzas, que se refirió al primer trimestre de este año, estableció que la deuda sobre PBI era de 59,3%, sin embargo luego volvieron a emitirse algunos bonos y apareció el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, por u$s 15.000 millones. De todas maneras, en ese momento, el dólar se había ubicado en los 20,44 pesos.

 

Asimismo, en el préstamo Stand By acordado con el FMI, en junio, la divisa norteamericana debía ubicarse en torno a los 28,80 pesos y la economía tendría un crecimiento cercano al 0,4% del PBI, es decir cerca de los 313.000 millones de dólares; con lo cual la deuda se ubicaba en el 64,5% del PBI. Incluso, el ente financiero internacional había planteado un escenario adverso, con un dólar en los 32,20 pesos y con una caída en la economía del 1,3%, provocando que la deuda se ubicara en el 68,6% del PBI.

 

Pero más allá de las previsiones, en junio el dólar tuvo un saltó que superó hasta el peor escenario dispuesto por el FMI, y trepó hasta los 33,30 pesos. En tanto, la economía ya se mostraba en baja y se proyectaba con una retracción del 0,7%. Es decir, que la deuda estaba en el 70,4% del PBI. Ahora, diferentes consultaras privadas estiman que, con las cifras actuales, la deuda se ubica cerca del 82% del PBI.

 

Por ejemplo, el Cronista consultó al Estudio Broda, quienes explicaron que estimando "un dólar de $ 45 y caída de la economía de 2,4%, será a 92% del PBI", mientras que si la divisa norteamericana se instala en los "$ 38 la ubica en torno a 81,7%". En tanto, Juan Ignacio Paolicchi, de EcoGo, resaltó que con un cambio establecido en los "$ 37,50, llega a 91,5%" y que, "para fin de año con un dólar estimado en $ 44 lleva el ratio a 107,4%"

 

Es más, si el dólar, a finales de año, se ubica en los 42 pesos para el mercado mayorista, la deuda alcanzaría al 77,5% de PBI, contando el dinero proveniente del FMI más el presunto nuevo arreglo por 3000 millones de dólares, ya que la subida del dólar afecta directamente a la deuda que se contrajo en esa moneda, y la Argentina cuenta con un fuerte número en ese sentido.

 

Vale destacar, además, que si se buscan comparaciones en la región, nuestro país solo es superado por Brasil, que tiene el 83% de deuda sobre PBI. La Argentina se ubica en segundo lugar con el 69% sobre el PBI; México está en tercero, con el 53%; seguido por Colombia, con el 49%; y Bolivia, con el 42%, entre otros.

Otro golpe al bolsillo: Shell aumenta el gasoil un 2,3% en promedio

Luego que el Gobierno aprobara una modificación en el precio de adquisición del biodiesel, la petrolera Shell anunció que a partir de las 0 de este martes los precios en surtidor del gasoil que aumentarán en promedio un 2,3%. 

 

"Debido al incremento del 17% en el precio de biodiesel, autorizado por el Gobierno, Shell aumentará a partir de las cero horas un 2% sus combustibles Diésel y V Power Diésel", expresaron desde la compañía. En ese contexto, la petrolera justificó la suba al indicar que se trata de una "corrección por incremento del biodiesel" que autorizó este lunes el Ministerio de Hacienda.

 

Si bien aún no hay datos oficiales sobre posibles aumentos por parte del resto de las petroleras, se estima que las compañías seguirán el mismo camino que Shell en las próximas horas. 

 

 

Vale recordar que a través de resolución 3/2018 del Ministerio de Hacienda publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno aprobó una modificación en el precio de adquisición del biodiesel establecida por el exministerio de Energía y Minería, el cual queda fijado en $26.509 por tonelada. El Poder Ejecutivo recordó que la Ley Nº 26.093 dispuso el Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles en el territorio nacional. 

 

Luego, por decreto de diciembre de 2017, entre otras cosas, se determinó que el precio del biodiesel destinado al mercado interno sería determinado por el ex Ministerio de Energía, por sí o a través de las dependencias creadas bajo su órbita, facultándolo a dictar las normas que estime corresponder.

 

Según argumentó la cartera de Hacienda, las recientes alteraciones cambiarias, sumadas al impacto que tuvieron para los precios del aceite de soja, que es el principal insumo para la elaboración de biodiesel y los cambios en los derechos de exportación de biodiesel, exigen la implementación de mecanismos transitorios tendientes a limitar el impacto de las modificaciones ocurridas en las variables macroeconómicas.

 

La cartera que dirige Nicolás Dujovne será, a partir de las nuevas medidas del Gobierno, la autoridad de aplicación de los decretos relacionadas al ex Ministerio, que ahora se transformó en Secretaría de Gobierno de Energía.

El Gobierno aplicó un aumento al precio del biodiesel y el gasoil subirá por segunda vez en dos semanas

El Gobierno aumentó este lunes el precio del biodiesel, cuyo principal insumo es el aceite de soja, que quedó fijado en $26.509 por tonelada. Se espera que la suba se traduzca automáticamente en un incremento de ese combustible. 

 

Cabe recordar que, el eahora Secretario, Javier Iguacel, fija mensualmente el valor del biocombustible para el mercado interno a partir de una fórmula polinómica que contempla todos los costos del sector, siendo los principales factores la cotización del aceite de soja y la variación del tipo de cambio. La fórmula es aplicada por Energía y cumple con lo establecido en la Ley 26.093

 

"Modifícase el precio de adquisición del biodiesel establecido en la Resolución N° 117 del 31 de agosto de 2018 del ex Ministerio de Energía, el cual queda fijado en $26.509 por tonelada", dispuso el ahora secretario, Javier Iguacel, en un texto publicado este lunes en el Boletín Oficial.

 

Si las refinerías aplican directamente este incremento del biodiesel al precio del gasoil, se trataría del segundo ajuste en lo que va de septiembre. En los primeros días del mes,YPF y Shell, las dos principales firmas, remarcaron en las estaciones de servicio entre 10% y 12%, respectivamente, debido al alza del precio internacional del barril de petróleo crudo y al tipo de cambio. En consecuencia, el gasoil quedó $28,89 el litro en las YPF de Capital Federal , $30,53 en Shell y $29,38 en Axion.

Se viene otro tarifazo de luz en noviembre

Es por el aumento del gas destinado a la distribuidora Cammesa. Lo habían calculado con un dólar a $ 30. Si para entonces está en $ 40, la suba sería de 17%.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, informó que el viernes se realizó una licitación para comprar gas destinado a Cammesa, la empresa controlada por el Estado que opera el despacho eléctrico, en la cual se logró un precio promedio de u$s 3,69 por millón de btu. Esto significa una rebaja del 12% en dólares con relación al valor de u$s 4,20 fijado a partir del 1 de agosto por resolución oficial, y del 29% con relación al precio vigente hasta el 31 de julio.

 

Pero por la megadevaluación, habrá un aumento del precio del gas en pesos que se trasladará a los usuarios de todo el país a través de un alza en el valor mayorista de la energía a partir del 1 de noviembre. Cuando se dispuso el precio de u$s 4,20 a fines de julio, se estimó que el tipo de cambio se iba a ubicar en $30 durante el trimestre agosto-octubre, lo que daba un valor de $ 126 por millón de btu. Si se toma un pronóstico muy cauto de un dólar a $ 40 para el período noviembre-enero, el precio del gas que se licitó será de $ 147,6, un 17% más que el vigente hasta ahora.

 

Hay que ver en la práctica cómo se traslada ese aumento al precio de la energía. Esto es así porque las ofertas recibidas son por gas interrumpible, es decir que se puede cortar si hay otras prioridades, y resta saber el precio del producto en firme para asegurar la generación eléctrica desde el 1 de noviembre al 31 de enero.

 

Según detalla Ámbito Financiero, el precio mayorista de la energía se ajusta, según el marco regulatorio dispuesto durante las privatizaciones realizadas en la década del ‘90, en el mes de mayo al principio de la temporada invernal, y en noviembre cuando empieza el verano. Si el ajuste resultó excesivo o insuficiente, puede modificarse en agosto y en febrero.

 

Este año, el precio de la energía se ajustó en febrero, se mantuvo en mayo, volvió a subir en agosto, y ahora se anuncia otro aumento a partir de noviembre.

La inflación de septiembre sería del 6%

El dato se desprende de varias consultoras privadas, que ya adelantan su estimación para el acumulado anual.

A raíz de la devaluación, se espera que la inflación de septiembre sea bastante más alta que la de agosto, con estimaciones que van del 4 al 6 por ciento.

 

 

"La semana que viene recién tendremos los relevamientos de los primeros 15 días del mes, pero nuestra percepción, debido al salto del 35% del dólar en agosto, es que la inflación de septiembre tendrá un piso del 6%”, declaró al diario Clarín el economista de Ecolatina Lorenzo Sigaut Gravina.

 

También agrega que "el problema no es sólo septiembre: también vemos que en octubre el impacto seguirá sintiéndose, e impulsaría el indicador al 4%. En resumidas cuentas, la inflación estaría en el 44% a fin de año”.

 

De acuerdo con las estimaciones, en este mes los principales aumentos se verán en los alimentos porque la mayoría de los productores renovaron sus listas de precios con subas no menores a los dos dígitos.

 

En ese sentido, Eco Go indica que en agosto los alimentos crecieron 3,1% respecto a julio y dejaron un arrastre del 1,2% para septiembre.

 

Por su parte, ACM adelantó que la inflación de septiembre tendrá un piso del 5%, mientras que el economista Fausto Spotorno, de Ferreres & Asociados, estima una inflación para septiembre que rondará el 4,5%, hasta ahora: "Habrá que ver cómo evolucionan los alimentos en los próximos días". Para esta consultora, la inflación llegaría a 42% hacia diciembre.

 

Gabriel Zelpo, de Elypsis, estima que "septiembre es un mes bastante inestable. No sabemos cómo va a reaccionar el índice de precios. Pero, por lo pronto, va a estar por encima de agosto", por lo que superaría el 4,4% que estimó la consultora durante el mes pasado.

 

El otro gran rubro que impulsa el índice de precios al consumidor (IPC) de septiembre son los combustibles, con subas de hasta el 12% sólo en estos primeros días del mes. Este factor también suma un impacto sobre el aumento del transporte, que agrega a su vez, mayor presión inflacionaria a septiembre.

 

"Hay un efecto arrastre de agosto también, pero lo peor fue el salto del tipo de cambio en los últimos días de agosto. Por eso, los bienes transables son los que van a tener mayores aumentos", señala el economista de Ecolatina Sigaut Gravina.

 

"La suba está impulsada principalmente por las naftas y los alimentos. Se ve el efecto de la depreciación del peso de meses anteriores que empezó en agosto pero sigue traspasando hacia los precios de los distintos rubros. Todo esto, a pesar de la política monetaria contractiva del Banco Central, que comenzó a implementarse desde principio de mayo, cuando se empezó a disparar el tipo de cambio", explica el economista Guido Lorenzo.

Inflación: la yerba mate aumentará 20%

Tomar mate será más caro en octubre: el precio de la yerba subirá 20%. Tras dos meses de conflicto, los productores consiguieron un incremento para la materia prima, por lo que la industria ajustará los precios del producto en góndola a principios del mes próximo.

 

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) anunció que logró un consenso entre los miembros del directorio y los nuevos valores para la materia prima tendrán vigencia entre octubre 2018 a marzo 2019.

 

De esta manera, el kilo de la hoja verde pasó a 8,40 pesos y el kilogramo de la canchada saltó a 31,40 pesos, en ambos casos puesto en secadero.

 

El costo en las góndolas de los supermercados y almacenes venía registrando aumentos en los últimos meses de la mano de la inflación, lo que llevó al paquete de un kilo a superar los $ 100.

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time