MUNDO

Vuelve el terror a las calles de Managua: "Lo único que Ortega puede ofrecer al pueblo es la fuerza bruta"

El régimen de Daniel Ortega reprime con fuerza una marcha pacífica por los presos políticos en Nicaragua

Nueva noche de violencia y represión en Nicaragua

El régimen de Ortega intenta ganar tiempo y continúa su campaña de represión en Nicaragua

El régimen orteguista volvió a revelar al mundo su verdadero rostro. Después de meses de represión silenciosa, de amedrentar y apresar a críticos y empujar a otros al destierro, atacó una manifestación pacífica convocada el domingo en Managua bajo el lema "Unidos por la Libertad", que exigían el regreso a sus hogares de los presos políticos y la vuelta a la democracia.

"El Gobierno de Ortega sigue con su plan de reprimir selectivamente cualquier brote de protesta, a todo el que, según ellos, promueve el terrorismo. Pero solo se trató de una protesta pacífica porque la mayoría del pueblo quiere que Ortega se vaya", afirma monseñor Carlos Avilés, mediador de la Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional, en conversación telefónica con EL MUNDO. "La Iglesia condena todo acto de violencia y apoyamos la libertad que debe tener todo el mundo a gritar, hablar, expresar sus ideas de manera pacífica". Indicó que los sacerdotes no pudieron estar en las calles "porque celebramos misas el domingo pero nuestros feligreses sí anduvieron. La Iglesia siempre apuesta por el diálogo, no queremos la escalada de violencia. Pero el Gobierno está violentando la crítica, disparando a la gente".

Por medio de un comunicado, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, organismo que sigue trabajando en el terreno pese a que alguno de sus miembros más destacados debió exiliarse en Costa Rica, denunció que "pudimos observar cómo agredían a ciudadanos y periodistas y sembraban el terror haciendo uso desproporcionado de la fuerza". También la Articulación Feminista de Nicaragua repudiaba la detención arbitraria de catorce mujeres, al tiempo que exigía su inmediata liberación.

Entre las apresadas se encuentra Ana Lucía Álvarez Vigil, su hermana Tamara y su tía Ana Margarita. La primera fue alumna del prestigioso Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad norteamericana de Cornell, y la propia institución lanzó su voz de rechazo por medio de un comunicado: "Fue alumna con beca Fullbright y enfocó sus estudios en el empoderamiento de las mujeres. Es una apasionada defensora de las libertades civiles", reza uno de los apartes.

La "Unidad Nacional azul y blanco", que agrupa a los llamados "auto-convocados", es decir, gente del común que solo busca cambiar el rumbo de Nicaragua y que sea de nuevo un Estado de Derecho, reveló un listado de 32 detenidos el domingo, mientras que el CENIDH se refiere a 29. La mayoría fueron conducidos al penal El Chipote de Managua, donde Daniel Ortega concentra a casi todos los presos políticos, mientras otros se encuentran en paradero desconocido.

Pese a que la aguda crisis humanitaria de Venezuela, con sus cientos de miles de emigrantes recorriendo a pie Sudamérica, relegó a un segundo plano de la actualidad mundial los abusos continuados del gobierno de Nicaragua, Ortega y su vicepresidenta y esposa, Rosario Murillo, estos nunca han cesado. Tampoco ha parado el éxodo de nicaragüenses hacia Costa Rica, tanto por miedo a la policía y los paramilitares del mandatario sandinista como por la precaria situación económica.

Esta semana se cumplen seis meses desde que comenzaron las protestas y el nivel de violencia del régimen es tan "desmesurado y loco por la desesperación delirante de poder", que a ese ritmo "no tardan en capturar a la María de los guardias [personaje de sus canciones]", señaló en tono irónico el cantante nicaragüense Carlos Mejía Godoy, según recoge el diario 'La Prensa de Managua'.

"La gente cada vez los desprecia más, lo único que pueden ofrecer al pueblo es la fuerza bruta, villana", le indica a EL MUNDO por teléfono el médico Javier Pastora, que fue despedido de su trabajo en el hospital de León y la Universidad donde dictaba clases, solo por atender heridos en su día de las manifestaciones. "La policía reportó de menare oficial que había liberado a ocho y a treinta los van a procesar por instigadores y provocadores de la pérdida de la paz y la tranquilidad del pueblo. Es el mundo al revés. Pero Ortega terminará en al basurero de la Historia".

Donald Trump insinúa que el periodista saudí podría haber sido asesinado por el "hampa"

Son los dos amigos más extraños -y más poderosos- del mundo. Y eso que, en teoría, no tienen mucho en común, aparte de la edad -37 y 32 años- y de la ambición. Por un lado, Jared Kushner, asesor oficial de Donald Trump, pero, por encima de todo, yernísimo, y por otro, Mohamed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudí. Ambos han sido clave en la estrechísima alianza entre ambos países -aliados desde la década de los cuarenta- que se ha forjado desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Ahora, la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi no solo complica los vínculos entre Washington y Riad. También es un golpe para las aspiraciones políticas de Kushner, y de su esposa, la hija mayor de Trump, Jael (por su nombre judío) o Ivanka (por su nombre de soltera). La decisión del presidente de enviar al secretario de Estado Mike Pompeo a Arabia Saudí a pedir explicaciones por la posible muerte por descuartizamiento de Khashoggi es una victoria para el grupo anti-Kushner de la dividida Casa Blanca de Trump.

En teoría, Kushner y Salman no podrían ser más diferentes. Uno es judío ortodoxo y, hasta que su suegro ganó las elecciones, era demócrata, lo que significa ser liberal en materia social; el otro es wahabÍ, es decir, seguidor de la (teóricamente) interpretación más estricta de la religión musulmana, y algún día añadirá a su larga lista de títulos el de Guardián de los Santos Lugares del Islam.

Pero ambos proceden de familias poderosas, aunque no es lo mismo ser el hijo de un promotor inmobiliario de Nueva Jersey que el heredero del poder absoluto en un país que tiene bajo tierra el 14% de todo el petróleo que hay en el mundo. Y no son ajenos a las intrigas familiares. El padre de Kushner fue a la cárcel, no sin antes filmar a su cuñado, que testificaba contra él, teniendo sexo con una prostituta a la que él había pagado, y de haberle entregado el vídeo a su propia hermana, esposa del adúltero, para humillarla (su hijo, Jared, le entregó en mano el vídeo a su tía en la fiesta de cumpleaños de ésta). Bin Salman se ha curtido en las intrigas de palacio de la mayor petromonarquía del mundo, y, en cuanto asumió el poder efectivo -porque su padre, que es oficialmente el Rey, tiene alzheimer- arrestó a docenas de familiares y solo los dejó salir después de que éstos pagaran miles de millones de euros en multas.

La amistad entre Kushner y Bin Salman nació en parte por casualidad. Fue en marzo de 2017. La canciller alemana Angela Merkel no pudo llegar a tiempo a una reunión con Trump en Washington por una tormenta de nieve, y Salman se quedó atrapado en esa ciudad. Kushner, que tenía tiempo libre, se hizo amigo del príncipe. Según narra el 'Washington Post', ambos iniciaron una relación telefónica que fuentes del Gobierno de Trump han calificado de "una locura", porque no había testigos ni ningún tipo de planificación en las conversaciones. Era política al estilo de la Casa de Saud y de la Casa de Trump: relaciones personales, y sin ningún tipo de organización, estrategia o procedimiento.

Lo que ahora no está claro es hasta qué punto el presunto asesinato de Khashoggi vaya a dañar esa relación, o el poder de Kushner. Aunque Donald Trump ha enviado a Riad a Pompeo -que tiene cero simpatía por Jared e Ivanka-, ya ha desmentido implícitamente cualquier implicación de Arabia Saudí, empleando los mismos argumentos que usa con las acusaciones de intervención de Rusia en las elecciones de 2016: si ellos dicen que no lo hicieron, hay que creerles; y, si mienten, es mejor no hacer nada.

Los saudíes "lo niegan, lo niegan de manera vehemente", dijo Trump en una entrevista emitida en el programa de televisión de la cadena CBS 'Sixty Minutes' el domingo. En el caso de que esas negativas no fueran ciertas, y Riad hubiera estado detrás de la desaparición del periodista, el presidente se pondría "furioso", pero no impondría sanciones económicas a Arabia Saudí para no "dañar el empleo" en Estados Unidos, un país que fundamentalmente vende una cosa a al reino de Bin Salman: armas. Aun así, Trump cree en la inocencia del amigo de su yerno. Su última explicación: acaso a Khashoggi lo descuartizaron "asesinos del hampa". Es lo que pasa cuando se mezcla la familia y la política.

Alerta en Alemania: toma de rehenes y tiroteo en una estación de trenes Colonia

La Policía pide a la población que evite el área en torno a la estación, que está siendo evacuada en estos momentos.

 

Un amplio operativo policial fue desplegado en los alrededores de la estación de trenes de la ciudad alemana de Colonia por una toma de rehenes, según informó la policía través de red social Twitter.

 

La toma sería en una farmacia de la estación y se desconoce cuántos son los rehenes. Tampoco hay informaciones sobre la causa del posible secuestro. "Una mujer fue probablemente retenida, pero no tenemos más detalles", dijo un portavoz de la policía.

 

 

Los testimonios recabados hasta ahora por los medios locales son contradictorios y las Fuerzas de Seguridad no han confirmado ninguno de ellos. "Algunos testigos señalan haber oído disparos, otros hablan de bombas de humo, pero no podemos confirmar nada por el momento", declaró el portavoz de la policía a la cadena de televisión NTV.

 

"Hemos establecido contacto con el agresor", afirmó, y agregó que la policía está tratando de aclarar "lo que quiere este hombre, cuáles son sus exigencias, y si está armado".

 

La única indicación por el momento es evitar la zona. Los trenes fueron evacuados, según agencia alemana de noticias Dpa.

 

Por su parte, la empresa nacional de ferrocarriles, Deutsche Bahn, emitió un comunicado en el que anuncia sin entrar en detalles que habrá cancelaciones y retrasos en sus servicios.

Los puntos que definirían el balotaje presidencial

El balotaje presidencial del 28 de octubre en Brasil entre el ultraderechista Jair Bolsonaro, gran favorito tras su holgada victoria en primer turno, y el izquierdista Fernando Haddad promete más que dos semanas de tensa campaña.

 

 

Haddad critica a Bolsonaro por no presentarse a un debate televisivo

 

Bolsonaro desconfía de las encuestas: "¿De dónde viene ese apoyo a Haddad?"

Duelo de extremos

 

Esta es la elección más polarizada en la historia de Brasil. Por un lado Bolsonaro, un impulsivo ex capitán del Ejército que promete liberar el porte de armas, vender empresas estatales, colocar militares al frente de los ministerios y terminar con la corrupción.

 

Por el otro Haddad, sustituto del encarcelado expresidente Luiz Inácio 'Lula' da Silva, un exalcalde de Sao Paulo de formación universitaria, de hablar pausado, partidario del "desarrollo con inclusión", de aumentar el gasto público y de terminar con las privatizaciones.

 

"Está en juego el indulto de Lula y el fin de Lava Jato", la megaoperación anticorrupción que involucró a decenas de políticos, suele advertir Bolsonaro. Están "en riesgo" la democracia y los derechos de los trabajadores, advierte Haddad.

 

La tensión ha derivado en agresiones y amenazas de manos de supuestos bolsonaristas, e incluso un maestro de capoeira fue asesinado -según testigos- tras increpar a un votante de Bolsonaro.

 

Ambos candidatos se acusan del bombardeo de noticias falsas que circulan sin control por las redes sociales desde el inicio de la campaña.

 

Mercado de apoyos

 

El 46,03% de los votos que obtuvo Bolsonaro el domingo lo dejan al borde la victoria en el balotaje, y hacen que Haddad (29,28%) necesite un vuelco histórico para lograr la quinta victoria consecutiva del Partido de los Trabajadores (PT) en una presidencial.

 

Desde el domingo, ambos han moderado sus posturas en un intento de conquistar al 25% de votantes que no votaron por ellos y de atraer a los partidos y una parte del 20% de abstencionistas.

 

"Haddad necesitará promover más cambios en su estrategia que su adversario, adoptando un perfil más centrista, sobre todo en relación a la política económica", explicó a la AFP Thomaz Favaro, analista de Control Risks.

 

Pero Haddad sufrió una decepción el miércoles, cuando el partido del centrozquierdista Ciro Gomes, el tercero más votado (12,47%), declaró que solo le daría un "apoyo crítico".

 

Virtual y con más TV 

 

Bolsonaro, que el pasado 6 de septiembre recibió una puñalada que le apartó de la campaña callejera y le obligó a concentrase , con mucho éxito, en las redes sociales, seguirá siendo un candidato virtual, muy activo en Twitter y Facebook.

 

Pero además cuenta desde el viernes con cinco minutos diarios de propaganda televisiva gratuita -frente a los 8 segundos tres veces por semana que tuvo en el primer turno-, que le darán mucha mayor exposición, especialmente entre los estratos sociales con menos acceso a internet.

 

El exmilitar, que se ha granjeado el apoyo de los mercados, se estrenó con una publicidad en la que agita los fantasmas "comunistas" que supuestamente rondan al PT, y muestra su lado menos rudo: el de un padre que llora de felicidad por su pequeña hija.

 

Haddad, entretanto, aprovechó su tiempo para denunciar la "violencia" de Bolsonaro, esbozar algunas ideas de gobierno y presentarse como un académico y político preparado, que "además toca guitarra". El izquierdista quiere forzar un debate, pero su adversario se escuda en su estado de salud, aunque eso no le ha impedido dar entrevistas.

 

Haddad no es Lula

 

La animadversión a Lula entre buena parte de la sociedad vuelve más difícil que su delfín Haddad construya una alianza de "fuerzas democráticas" para aislar al controvertido exmilitar, al estilo del Frente Republicano que bloqueó a los ultraderechistas Jean- Marie y Marine Le Pen en Francia.

 

Tal vez consciente de eso, Lula pidió el martes a Haddad que no vuelva a visitarle a la cárcel de Curitiba (sur), como hacía todos los lunes, y que se dedique a hacer campaña, según la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann.

 

Habrá que ver hasta qué punto Haddad puede ganar autonomía de su mentor y qué impacto tiene esa jugada de disociación en la intención de voto. La única encuesta realizada hasta ahora desde el domingo lo sitúa a 16 puntos por debajo de Bolsonaro (58% contra 42%).

 

Venezuela vs Argentina

 

En 2016, la llegada del conservador Michel Temer al poder, tras la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff, reforzó el giro conservador iniciado en los últimos años en algunos países de Sudamérica. Ahora, el duelo Bolsonaro- Haddad determinará si la principal economía latinoamericana profundiza ese camino o se decanta de nuevo hacia la izquierda.

 

El exmilitar, que se declara un admirador del presidente Donald Trump, no deja de advertir que, si el PT vuelve al poder, Brasil se convertiría en una nueva Venezuela.

 

El ex alcalde de Sao Paulo sostiene, en cambio, que las recetas neoliberales de Bolsonaro podrían llevar a un derrumbe financiero como en Argentina.

Fujimori criticó el arresto de Keiko y pidió a sus hijos que estén "unidos"

El expresidente peruano Alberto Fujimori declaró este sábado que el arresto de su hija Keiko le causó el "dolor más grande de su vida", y llamó a sus hijos, quienes se disputan la conducción de la mayor fuerza electoral del país, a estar "unidos".

 

"No he sentido dolor más grande en toda mi vida que ver a mi hija siendo detenida y llevada a prisión", dijo Fujimori desde la cama de la clínica limeña donde permanece internado en calidad de detenido desde que el 3 de octubre la Corte Suprema peruana anuló su indulto.

 

Fujimori, de 80 años, también pidió a sus hijos Keiko y Kenji, enfrentados en una lucha fratricida por la conducción del fujimorismo (derecha populista), que estén "más unidos que nunca".

 

"A ella todo mi cariño y apoyo en este momento tan duro", agregó Fujimori sobre la detención "preliminar" de su hija mientras es investigada por la fiscalía por un presunto aporte para su campaña presidencial de 2011 de la cuestionada constructora brasileña Odebrecht, lo que ella niega.

 

El expresidente, cuya hija mayor es líder del partido opositor que domina el Congreso, fue indultado en diciembre por el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski mientras cumplía una condena a 25 años de prisión por crímenes contra la humanidad y corrupción.

 

"Que los responsables (de justicia) continúen con todas las investigaciones, pero respetando su presunción de inocencia. Solo les pido un debido proceso" para Keiko, añadió Fujimori, en un mensaje de audio, acompañado de una foto, enviado por su entorno a distintos medios.

 

"Ella siempre ha colaborado con la justicia, no existe ninguna razón para que la alejen de mis nietas de esta manera", añadió el exgobernante, quien llegó a estar 10 meses en libertad gracias al indulto y debe regresar a prisión una vez que reciba el alta de la Clínica Centenario Peruano Japonesa de Lima.

 

El Congreso dominado por el fujimorismo aprobó hace dos días un proyecto que da prisión domiciliaria a los mayores de 65 años, diseñado a medida para el expresidente.

 

Keiko, quien debe permanecer detenida al menos 10 días mientras avanzan las investigaciones de la fiscalía, está recluida en el cuartel central de la policía en Lima, donde este sábado fue visitada por su marido, Mark Vito, y otras personas.

 

"Volver a ser una familia unida"

 

El expresidente de ancestros japoneses ha seguido gozando de popularidad en Perú por haber acabado durante su gobierno (1990- 2000) con el terrorismo de Sendero Luminoso y con la hiperinflación heredada de su antecesor, el socialdemócrata Alan García.

 

Su popularidad permitió que el fujimorismo se convirtiera en la mayor fuerza electoral de Perú, pero su legado ahora se lo disputan Keiko y Kenji, quienes podrían enfrentarse en las elecciones de 2021.

 

"A todos mis hijos el pedido de estar más unidos que nunca, que este momento oscuro nos ayude a volver a ser una familia unida", declaró este sábado el expresidente.

 

Keiko, de 43 años, fue candidata presidencial en 2011 y 2016, perdiendo en reñidos balotajes; y Kenji, de 38, fue el legislador más votado en ambos comicios. Pero las ambiciones políticas de ambos hermanos, así como sus diferencias sobre el modo de conseguir el indulto para su padre, rompieron la unidad de la familia.

 

En junio, los votos de los legisladores del partido de Keiko despojaron a Kenji de su escaño parlamentario y lo pusieron en manos de la justicia, acusado de tratar de comprar el voto de un colega leal a su hermana.

 

Los Fujimori, en particular Alberto y Keiko, también enfrentan el rechazo en un amplio sector de la sociedad peruana y de la prensa. Un 71% de los peruanos cree que se justifica la detención de Keiko, y un 75% cree que es culpable del delito de lavado de activos del que está acusada, según un sondeo de la firma Ipsos y del diario El Comercio, publicado este sábado.

 

El partido de Keiko mantuvo contra las cuerdas a Kuczynski hasta que forzó su renuncia en marzo pasado, pero no ha podido hacer lo mismo con su sucesor Martín Vizcarra, quien ha ganado popularidad al enfrentarse al Congreso dominado por el fujimorismo. 

 

Solo les pido un debido proceso. pic.twitter.com/zrWugLXMf7

 

— Alberto Fujimori (@albertofujimori) 13 de octubre de 2018

 

Manifestación en Chicago contra la política “anti-mujeres” de Trump

Miles de personas salieron a las calles el sábado en Chicago para protestar contra la política "anti-mujeres" del gobierno de Trump, y tratar de cambiar la marea antes de las elecciones parlamentarias de principios de noviembre.

Asociaciones y políticos instalaron puestos en el centro de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos para atraer votantes, mientras que un globo gigante que representa a un bebé gordito y colérico, en pañales y con los rasgos del rostro y el peinado del dirigente republicano, ya estaba flotando.

 

"¡Vota, tu vida depende de ello!", proclamaba el letrero de un manifestante. "Queremos alentar a las mujeres a votar", dijo a la AFP Jessica Schiller, jefa de Womens March Chicago, organizadora del evento.

 

Schiller recordó que el reciente ascenso a la Corte Suprema del juez conservador Brett Kavanaugh, postulado por Trump, a pesar de las acusaciones de abuso sexual en su contra, había encendido a muchas mujeres. "Las mujeres están enojadas y estamos empezando a sentirnos cómodas con esta ira", dijo.

 

La tumultuosa confirmación del juez Kavanaugh, acusado por una académica de un intento de violación que se remonta a una velada entre estudiantes de secundaria en 1982, intervino en un país políticamente muy polarizado, donde el movimiento #MeToo sigue manteniendo la movilización sobre el tema de la agresión sexual muy fuerte.

 

Los organizadores de la marcha de Chicago, bajo el lema "Marchemos a las urnas" (#MarchToThePolls), planearon este mitin unas semanas antes de las elecciones parlamentarias del 6 de noviembre, en las que el opositor partido demócrata espera tomar el control de la Cámara de Representantes de los republicanos.

 

Reuniones similares se llevarán a cabo en octubre en otros estados, algunos de los cuales tradicionalmente favorecen a republicanos como Texas, Georgia o Carolina del Sur. Esto es, según Womens March Chicago, para protestar por "el programa contra las mujeres de la Casa Blanca y el Partido Republicano".

 

Los organizadores aseguran que su evento no apoya a ningún partido, incluso si la financiación proviene en gran parte de grupos que apoyan a los demócratas y a pesar de que los usuarios de internet ilustraron sus tuits llamando a manifestar con olas azules, en referencia al color del Partido Demócrata.

 

"Queremos tomar las riendas de un gobierno fuera de control y entregarlas a los funcionarios que pueden guiarnos en la dirección correcta", dijo esta semana en una conferencia de prensa Eman Hassaballa Aly, una organizadora.

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time