MUNDO

Rousseff aumentó beneficios sociales y prometió “resistir y luchar hasta el final”

"Voy a resistir y luchar hasta el final", prometió la mandataria, oradora principal del acto con que la Central Única de los Trabajadores (CUT) conmemoró en San Pablo el Día del Trabajador.

 

Rousseff reiteró que es víctima de un "golpe de estado" pergeñado por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y acusó a éste y otros legisladores de ser los "responsables" de la crisis económica que vive el país.

 

"Los golpistas intentan violar la Constitución por haber perdido las elecciones" en octubre de 2014, dijo la jefa del Estado en alusión a los comicios en los que ganó su segundo y actual mandato.

 

Imputó a la oposición y al hasta hace poco aliado Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) por no haber aprobado en el Congreso las iniciativas del gobierno para luchar contra la recesión que afecta al país por segundo año consecutivo.

 

"Ellos no aprobaron las propuestas que Brasil necesitaba, apostaron siempre contra el pueblo y lo más grave es que impidieron que el país combatiera la crisis y el desempleo", sostuvo Rousseff, que pertenece al Partido de los Trabajadores (PT).

 

La mandataria también reiteró críticas al vicepresidente Michel Temer, del PMDB, quien está preparando equipos y medidas para asumir el gobierno dentro de 10 días si, como se espera, el Senado vota favorablemente la apertura del juicio político a Rousseff.

 

Según Rousseff, Temer y sus colaboradores "quieren acabar con la valorización del salario mínimo y con los reajustes a los jubilados", así como reducir el alcance de varios programas sociales.

 

"Van a acabar con el Bolsa Familia (subsidios en dinero a familias pobres) para 36 millones de brasileños, van a afectar a quienes más precisan, los niños", sostuvo la mandataria.

 

Durante su discurso, Rousseff ratificó dos anuncios que ya habían sido anticipados por la prensa: un aumento de nueve por ciento para la asignación del Bolsa Familia y una disminución de cinco por ciento del impuesto a la renta (ganancias) que pagan los trabajadores.

 

El Bolsa Familia, creado por el antecesor y líder partidario de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, concede subsidios equivalentes a unos 48 dólares mensuales a cerca de 14 millones de familias pobres, según datos oficiales.

 

En cuanto al reajuste del impuesto a la renta, Rousseff descartó que vaya a poner en riesgo las finanzas públicas, pese que un miembro de su equipo económico, el secretario del Tesoro, Otávio Ladeira, advirtió el viernes que la medida solo podría implementarse después de que el Congreso apruebe la meta fiscal para este año.

 

Con esas medidas, la jefa del Estado buscó recuperar la iniciativa y reconquistar la adhesión del electorado natural del PT, de centroizquierda, desencantado con las medidas de ajuste fiscal anunciadas en los últimos meses por el gobierno para combatir la crisis económica.

 

Mientras tanto, Lula canceló a último momento su asistencia al acto de la CUT -estaba programado que también pronunciaría un discurso- porque estaba "muy cansado" y "ronco", y tanto sus médicos como sus familiares le recomendaron que tomara reposo y cuidara la voz para los próximos días.

 

El ex mandatario, que hace tres años superó un cáncer de laringe, tiene previsto desarrollar una intensa agenda de gestiones y actos contra el juicio político a la mandataria.

 

El caso está ahora en manos de una comisión del Senado que debe elaborar un informe que será votado el viernes próximo en su seno y elevado al pleno del cuerpo, que el jueves 11 votará si corresponde activar el juicio político.

 

Según encuestas realizadas por diversos medios de comunicación, al menos 50 senadores -nueve más que los 41 que constituyen la mayoría simple necesaria- están dispuestos a pronunciarse a favor.

 

Si efectivamente el juicio se pusiera en marcha, Rousseff deberá dejar su cargo en manos de Temer por un plazo máximo de 180 días, al cabo de los cuales el pleno del Senado deberá votar -en este caso, con mayoría calificada de dos tercios- si la presidenta debe ser destituida.

etiquetas

La costa de Vanuatu, fue sacudida por un terremoto de 6 de magnitud

Este sábado un terremoto de magnitud 6 sacudió la costa de Vanuatu. Es el segundo que se produce en la región en los últimos días

 

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, situó el hipocentro a 4 kilómetros de profundidad en el mar y a 32 kilómetros al suroeste de la población de Lakatoro, en la citada isla.

 

El sismo se registró 184 kilómetros al noroeste de Port Vila, la capital y ciudad más poblada del país, que se encuentra en la isla de Éfaté.

 

Vanuatu se ubica cerca del llamado "Anillo de Fuego del Pacífico" y de los volcanes submarinos de la Cuenca de Lau, por lo que registra habitualmente sacudidas de origen sísmico.

 

La República de Vanuatu, con unos 250.000 habitantes, está formada por un archipiélago de origen volcánico. 

 

Este sismo es el segundo que se produce en la región en los últimos días. El pasado 28 de abril se registró otro sismo de magnitud 7 en el océano Pacífico, a cinco kilómetros de la isla Norsup (Vanuatu).

Barack Obama: "El jazz es la historia de nuestro progreso"

El presidente estadounidense convirtió en la noche del viernes a la Casa Blanca en la "Blues House" al recibir a estrellas del jazz y ponderar el aporte de ese género musical a la historia y el desarrollo del país.

"El jazz, más que cualquier otra forma de arte, se guía sin dudas por el espíritu norteamericano. Es, en muchos sentidos, la historia del progreso de nuestro país", afirmó el mandatario ante unos 550 invitados.

Entre los asistentes se contaron la vocalista jazzera Aretha Franklin, el ex secretario de Justicia Eric Holder, la ex secretaria de Estado Madeleine Albright, el actor Morgan Freeman y el reverendo Al Sharpton.

El papa Francisco pidió a militares y policías que sean "sembradores de paz"

El papa Francisco pidió este sábado a miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía de todo el mundo que sean "instrumentos de reconciliación, sembradores de paz y constructores de puentes", y los animó a contribuir a un orden fundado "sobre la verdad y la Justicia", al encabezar en el Vaticano una nueva audiencia jubilar de sábado.

 

"Invito a todos a que en cada uno de los diversos ambientes en los que se mueven, sean instrumentos de reconciliación y sembradores de paz y continúen por el camino de la fe abriendo su corazón a Dios Padre que no se cansa nunca de perdonar", aseguró el pontífice en la Plaza San Pedro ante unos 20 mil efectivos de seguridad que llegaron con los uniformes que usan en cada país.

 

"Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los ordinarios y delegados militares, asistentes espirituales y miembros de las fuerzas armadas y de policía, con sus familias, provenientes de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, España, Guatemala, Perú, México y República Dominicana", añadió.

 

"Sean constructores de puentes", les remarcó el pontífice ante unos 60 mil fieles en total, según dijo a Télam el portavoz papal Federico Lombardi.

 

"Ante los retos de cada día, hagan resplandecer la esperanza cristiana, que es certeza de la victoria del amor ante el odio y de la paz ante la guerra", les pidió en español a las delegaciones de las fuerzas del orden, a quienes animó a "contribuir a la construcción de un orden fundado sobre la verdad, la justicia, el amor y la libertad".

 

La reconciliación "es uno de los aspectos más importantes de la misericordia", expresó el líder de la Iglesia Católica que planteó en esa dirección que "este Jubileo de la Misericordia es para todos un tiempo favorable para descubrir la necesidad de ternura y cercanía del Padre y retornar a él con todo el corazón".

 

"Que este sea el año de la reconciliación. Entre nosotros, entre las familias, con Dios y entre las relaciones internacionales", pidió el obispo de Roma frente a unos 60 mil fieles y demandó que "nadie debe mantenerse alejado de Dios a causa de los obstáculos puestos por los hombres".

Rousseff cuestionó a la oposición en un acto social y extendió la estrategia de defensa en el Senado

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acusó a la oposición que apoya el juicio político de utilizar ese mecanismo para realizar una "elección indirecta" para retirarla del poder mediante un "golpe" del Congreso, al tiempo que extendió su estrategia frente a la comisión del Senado que analiza los argumentos de la denuncia por la que se le inició el proceso de impeachment.

 

 

 

"Tengo la claridad de que la acusación es ridícula, porque lo que hicimos fue garantizar programas sociales. El proceso en curso tiene nombre y ese nombre es golpe. Se trata de una elección indirecta en el Congreso maquillado de juicio político por aquellos que no tuvieron votos e las urnas", dijo Rousseff.

 

Durante un acto de corte social para extender por tres años más el programa Más Médicos que incluye la acción de extranjeros en lugares de difícil acceso, y que se convirtió en un repudio al vicepresidente Michel Temer por parte de los invitados, Rousseff calificó de "ridículas" las acusaciones en su contra, mientras su equipo de gobierno defendía la posición oficial ante la comisión de juicio político del Senado.

 

La hipótesis del golpe fue desplegada por la defensa ante el Senado, en una de las últimas jugadas contra la oposición que ha cerrado filas para destituir a la mandataria en votación el 11 de mayo próximo, donde la cámara alta necesita la mayoría simple de sus 81 legisladores.

 

"Este proceso de juicio político no tiene delito, es nulo, está viciado en su origen y no es otra cosa que un golpe, la búsqueda de una ruptura institucional en un sistema presidencialista", dijo el ministro José Eduardo Cardozo, titular de la Abogacía General de la Unión ante la comisión de impeachment del Senado.

 

"Tengo la claridad de que la acusación es ridícula, porque lo que hicimos fue garantizar programas sociales. El proceso en curso tiene nombre y ese nombre es golpe"

Dilma Rousseff

Los ministros Cardozo, el de Economía, Nelson Barbosa, y de Agricultura, Katia Abreu, presentaron la visión del gobierno de que no existe base legal para el impeachment, presentado por abogados del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que teje un acuerdo de gobernabilidad con el vicepresidente Michel Temer en caso de la caída de Rousseff.

 

Según Cardozo, hay una "nulidad de origen" que comienza en el hecho de que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, a quien la Constitución le reserva la potestad de iniciar el proceso contra un mandatario, actuó por "venganza" al aceptar las denuncias.

 

Cunha, adversario de la mandataria y acusado de corrupción, dio curso al trámite porque el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) apoyó la apertura de una investigación por falta de decoro en su contra, sostuvo Cardozo, quien atribuyó a eso la conducta del jefe de los Diputados.

 

Cardozo objetó que el PSDB -que abrió la denuncia- tenga al senador Antonio Anastaia, de ese partido y ex gobernador de Minas Gerais, como el relator de la comisión. Y, además, insistió en cumplir el fallo de la corte de apenas restringir la acusación a las cuentas de 2015 (el mandato actual de Rousseff) y sin involucrar el escándalo de corrupción en Petrobras que también afecta al PT, como propone el líder del PSDB en el Senado, Cassio Cunha Lima.

 

Los ministros declararon luego de que ayer lo hicieran Miguel Reale Junior y Janaina Paschoal, autores de la denuncia. A esta última, según ella misma reconoció, el PSDB le pagó 45.000 reales(12.000 dólares) para redactar la denuncia contra Rousseff sobre violación a la ley de responsabilidad fiscal.

 

Según la acusación, esas maniobras modificaron los presupuestos mediante decretos y permitieron acumular deudas y contratar créditos con la banca pública, aunque el gobierno hoy dijo con Barbosa que la meta fiscal fue cumplida y que los manejos contables respondieron a la legalidad.

 

Barbosa reiteró que estos manejos contables fueron hechos dentro del más "estricto marco legal" y que muchos de ellos ni eran responsabilidad directa de la presidenta, sino de los miembros del equipo económico.

 

Los ministros dijeron que el Tribunal de Cuentas de la Unión aún no evaluó el presupuesto 2015 ejecutado, por lo tanto no hay espacio para juzgar en el Senado estas cuentas.

 

En tanto, la ministra Abreu demostró ser la más fiel aliada de Rousseff porque es el del PMDB de Temer, y defendió la

"honestidad" de Rousseff al hacer préstamos del Banco do Brasil (estatal) para cubrir el crédito rural a la agricultura familiar.

"Dilma es honesta y decente", dijo la ministra, clave para explicar las "pedaleadas fiscales" por las cuales se retrasaron pagos al estatal banco do Brasil.

 

La oposición avanzaba hoy en una coalición en torno al vicepresidente Michel Temer, quien logró el apoyo del presidente del PSDB, Aecio Neves, senador derrotado en 2014 por Rousseff.

 

En ese marco la prensa local local indicó que el senador José Serra, derrotado por Luiz Inácio Lula da Silva en 2002 y por Rousseff en 2010, iba a ser un 'superministro" de relaciones exteriores y de comercio exterior.

 

La transición no declarada incluye también una opinión de un ministro de la corte, Teori Zavaski, para que el plenario del Supremo Tribunal Federal analice si Cunha, como será el número dos del país si asume Temer, puede ocupar la jefatura del Estado eventualmente debido a que está procesado por cobrar millonarios sobornos en cuentas que no declaró en Suiza.

 

En tanto, Temer se refirió al clima social de los que se oponen al juicio político y sostuvo que en caso de asumir como jefe del Estado no tomará en cuenta las protestas de los movimientos sociales que defienden el mandato de Rousseff. Ayer, ocho estados registraron piquetes en rutas y avenidas bajo la consigna "Pisa Ligero Temer", vinculada a un dicho popular de origen indígena que habla sobre el riesgo de pisar con fuerza en un hormiguero.

Fuertes choques en multitudinarias marchas antirreforma laboral en Francia

Manifestantes resultaron heridos este jueves en Francia en enfrentamientos durante las protestas contra el proyecto de reforma laboral, que congregaron a decenas de miles de trabajadores y estudiantes.

 

Al menos 170.000 personas participaron en las marchas en todo el país, unas 15.000 sólo en París, según la prefectura. No obstante, el principal sindicato, la CGT, informó por su parte de 60.000 manifestantes en la capital y 500.000 en Francia.

 

Al igual que en anteriores movilizaciones, en París, Nantes (oeste), Rennes (oeste) y Lyon (este) se registraron incidentes durante las manifestaciones convocadas por siete sindicatos.

 

 

Al lanzamiento de proyectiles y botes de humo por parte de los manifestantes, la policía respondió con gases lacrimógenos y de proyectiles de goma en Rennes, provocando heridas graves a un estudiante de geografía, quien está en riesgo de perder un ojo.

 

"24 policías o gendarmes [resultaron] heridos, entre ellos tres de gravedad en París", indicó el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, quien informó también de "124 detenciones" en todo el país.

 

El primer ministro francés, Manuel Valls, condenó "con fuerza la violencia de una minoría de irresponsables", en un tuit en el que mostró su "apoyo a los policías".

 

El principal sindicato estudiantil, UNEF, condenó esta violencia, pero también el "uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía" y recordó que "manifestar es un derecho", según su presidente William Martinet.

 

La calma regresó a París a principios de la noche. 

 

En Rennes, la prefectura informó de al menos tres policías y un manifestante heridos.

 

"Todo el mundo detesta la policía", gritaron manifestantes con el rostro cubierto en Nantes y París, donde se destrozaron vitrinas y marquesinas de las paradas de autobuses, constató un periodista de la AFP.

 

Esta jornada de protestas, la cuarta en un mes, se considera una prueba para medir la determinación de los opositores a esta última gran reforma del gobierno del presidente socialista François Hollande, cuando falta apenas un año para las elecciones presidenciales.

 

La anterior convocatoria, el 9 de abril, reunió a 120.000 manifestantes en Francia, según las autoridades. No obstante, el momento álgido de la movilización tuvo lugar el 31 de marzo, cuando marcharon 390.000 personas, según las autoridades, y 1,2 millones, según los sindicatos.

 

Jean-Claude Mailly, secretario general del sindicato Fuerza Obrera, aseguró que la movilización "no pierde fuerza, porque esta ley plantea verdaderos problemas".

 

Los manifestantes tienen previsto expresar de nuevo su rechazo durante la tradicional manifestación del 1 de Mayo, así como el 3 de mayo durante el inicio del debate parlamentario de la ley.

 

Según una encuesta, 78% de los franceses consideran que existe "un alto riesgo de explosión social" en Francia.

 

Los opositores exigen la retirada de esta ley, que consideran demasiado favorable para las empresas y un factor de precariedad laboral para los trabajadores, especialmente para los jóvenes.

 

La reforma incluye medidas que otorgarían más flexibilidad a las empresas para contratar y despedir a los trabajadores, en un intento por doblegar el desempleo que ronda el 10% y que afecta principalmente a los jóvenes (24%).

 

Además de las manifestaciones en todo el país, las huelgas parciales en los transportes provocaron la anulación de un 20% de los vuelos en el aeropuerto parisino de Orly y el retraso de varios en el aeropuerto de Charles de Gaulle.

 

La movilización comenzó el 9 de marzo y vio nacer a finales de ese mes el movimiento ciudadano "Nuit Debout" ("Noche en Pie"), que busca expresar su descontento con la política tradicional, si bien parece estancarse en los últimos días. 

 

A los opositores a la reforma laboral se unieron también los llamados "intermitentes del espectáculo" -profesionales de este sector en Francia que trabajan de manera discontinua- que actualmente mantienen negociaciones sobre sus subsidios de desempleo.

 

Los intermitentes manifestaban desde el lunes frente al teatro del Odeón, en París, y extendieron su movimiento de ocupación de salas a otras ciudades de Francia.

 

Aunque llegaron el jueves de madrugada a un acuerdo con la patronal, aún no ha sido firmado por todas las partes.

 

  

 

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time