PAIS

La Procuración rionegrina se pronunció a favor de la candidatura de Weretilneck

La Procuración General de la Provincia de Río Negro se expresó en favor de la candidatura del actual gobernador Alberto Weretilneck después de que el Tribunal Electoral Provincial inhabilite al aliada de Miguel Ángel Pichetto a participar de las elecciones pronviciales. 

 

A través de un dictamen elevado al Supremo Tribunal de Justicia de la provincia, el procurador Jorge Oscar Crespo pidió que se revoque la setencia del Tribunal Electoral Provincial y así se habilite la candidatura a gobernador de Weretilneck por la alianza electoral transitoria "Juntos Somos Río Negro".

 

El mandatario actual fue electo en 2015 pero en el periodo 2011-2015 fue vicegobernador de Carlos Soria quien murió el 1 de enero del 2012 lo que lo llevó a ocupar el máximo cargo. Ante esta situación se analiza si puede estar habilitado a participar en las elecciones de este año.

 

"El gobernador y el vicegobernador pueden ser reelectos o sucederse recíprocamente por un nuevo período y por una sola vez. Si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos sino con un período de intervalo", deja firmemente claro el artículo 175 de la constitución de Río Negro.

 

Pero la Procuración entiende que el caso de que el vicegobernador ejerza circunstacilamente la función por acefalía (Artículo 180. Inc2. CP) no cuenta ya que nunca fue electo por el pueblo en términos constitucionales. 

Negri pedirá la impugnación del proceso electoral y Cambiemos se hace añicos en Córdoba

Mario Negri, precandidato a gobernador por Córdoba dentro de Cambiemos, tiene todo listo para presentarse este miércoles en la Justicia Electoral de la provincia para presentar la impugnación al proceso electoral, cambiar las alianzas y dejar fuera al otro precandidato del espacio: el intendente de la capital Ramón Mestre.

 

Esta interna que eleva temperatura desde los últimos días del 2018 tendría como punto de definición a los días posteriores al carnval según informa el diario La Voz. Ahora Negri está decidido, por el apoyo que recibe del Frente Cívico de Luis Juez, del PRO cordobés y de la Casa Rosada, a avanzar con todo contra Mestre e impugar la candidatura del dirigente que está dispuesto a romper todo antes de acordar.

 

Después de declarar que la elección interna del 17 de marzo no podría realizarse por problemas en la logística, ahora la estrategia vira hacia la Justicia y así sacar a Mestre de carrera. De todos modos el pedido llegará 8 días hábiles anteriores a la elección que no puede postergarse porque el 23 del corriente mes es la fecha límite para presentar las listas para los comicios provincial y municipal del 12 de mayo.

 

La Justicia Electoral requiere un fallo unánime para disolver la alianza y es ahí que Mestre jugará sus fichas y defenderá legalmente la interna. De todos modos, desde el entorno del intendente saben que más que enfocarse en la estrategia judicial se pondrán como objetivo el despliegue mediático a través del que el dirigente hará volar por los aires y en pedazos a Cambiemos Córdoba.

 

Esto sin lugar a dudas tendrá un impacto nacional, no solo en el cierre de listas en las demás provincias donde el radicalismo negociará aún con más vehemencia sus lugares en los armados. Sino que es un fracaso del Gobierno el hecho de no poder armar una alternativa competitiva en la provincia que le dio el mayor apoyo del país para ganar el ballotage del 2015. 

 

Como Negri y la Casa Rosada saben que el metrismo sino tiene internas romperá, barajaron la opción de la intervención de la UCR como sucedió en Santa Fe para establecer la dedocracia. Por eso la opción de un radicalismo intervenido que despoje a Mestre de la histórica lista 3 sería un golpe bélico en caso de que avancen con la rutpura de la alianza, esto también traería la desafiliación del partido histórico de aquellos que no se disciplinen detrás del jefe del interbloque Cambiemos en diputados. 

 

 

 

Elecciones 2019 en Santa Fe: encuesta muestra al PJ como ganador en las PASO

El cierre de listas del peronismo en Santa Fe para estas elecciones tuvo un ritmo frenético y dejó mucha tela para cortar de cara a la interna más interesante que tendrán las primarias de abril, entre ellas, un pase de factura entre los dos sectores en disputa.

 

Sin unidad, Omar Perotti y María Eugenia Bielsa pugnarán, cada uno con sus armas, por ser los candidatos a gobernador de la gran alianza de 14 sectores del peronismo y aliados que se inscribió con el nombre Juntos para disputar las próximas elecciones del 26 de junio con buenas perspectivas: una encuesta reciente de Tele Survey arroja que la intención de voto por partidos muestra al justicialismo arriba con 28,4%, seguido por el Frente Progresista con 26,7% y con Cambiemos terciando muy cerca, con 26,2%.

 

Las evidentes diferencias de matrices ideológicas de ambos candidatos se plasmaron en el armado que cada uno llevó a cabo. Tras el fracaso de la búsqueda de la unidad, quedó claro que Bielsa confía plenamente en la influencia y la tracción de su figura más allá de que la mayoría de los sectores del PJ apoyan a Perotti (5 de 8 listas de candidatos a diputados provinciales lo hacen) y habló de "mezquindades" y del triunfo de los intereses de "la corporación política" como la razón detrás de esa posibilidad trunca. La misma medición la muestra, en la pregunta diferenciada por candidato, creciendo desde que lanzó su candidatura hace un mes, de 11,7% a 15,5%, mientras su rival cayó del 14,7% a 13,7%.

 

 

Más a la vieja usanza, Perotti decidió reunir todo su capital político alrededor de la estructura. El senador declaró que decidió "no quedarse en el discurso de la unidad" y "sentarse con todos", en clara alusión a la arquitecta. Es que, en un movimiento de pragmatismo extremo, el rafaelino cerró acuerdos e incluyó en sus listas a expresiones de casi todo el arco peronista (a excepción del Movimiento Evita), incluyendo al kirchnerismo, el massismo, ex reutemistas y hasta personas que trabajaron en la candidatura de Miguel Del Sel para el PRO. Si bien se trata de un ambicioso collage, visto desde un prisma nacional no parece menor que el Frente Renovador (aunque es una fuerza menor en Santa Fe) esté en el mismo armado que Unidad Ciudadana. Y será importante si llega a tener éxito.

 

Lo cierto es que la voluntad de Bielsa por ampliar los espacios e imponer otra lógica de construcción quedó a medias: cerró con sindicatos (Camioneros, la Federación de Municipales), organizaciones sociales, el sector del exintendente de Rosario Héctor Cavallero, el de la diputada Silvina Frana, algunos senadores del PJ y Nuevo Encuentro, entre otros. "Se privilegió la rosca en el peronismo por las listas provinciales antes que la posibilidad de una unidad en Rosario. Ganó la forma de hacer política tradicional", dijo en off un dirigente de Ciudad Futura, que hasta el final intentó estar adentro de ese armado pero se terminó yendo. Antes, cuando la discusión se fue configurando alrededor de la interna en el PJ, se habían bajado otras fuerzas de centroizquierda, como el Frente Social y Popular y el sector del exdirigente socialista Rubén Giustiniani. Esto desinfló un poco la propuesta inicial de la exviocegobernadora, que proponía un amplio acuerdo y terminó quedándose con los más fieles.

 

Desafío

Desde que existen las Paso, el peronismo en Santa Fe suele sumar más votos entre sus listas internas que las otras fuerzas, pero le ha costado retener esa suma en el candidato ganador una vez se celebran las generales. Esto fue parcialmente revertido en 2017, cuando Rossi y Rodenas sacaron 500 mil votos compitiendo en las primarias. En la general repitieron una cantidad similar, pero como siempre crece la participación entre ambos comicios (en esa oportunidad fue del 70% al 76%), las fuerzas principales suelen crecer nominalmente, por lo que en realidad se estancaron. Es vital, si el PJ quiere tener chances de ganar, que Perotti o Bielsa logren torcer esa historia del todo y puedan retener esos votos del que pierda la interna o sumar otros de afuera.

 

El problema de Perotti es que se quedó con casi toda la estructura, necesaria para militar la candidatura y fiscalizar las elecciones en todo el territorio, pero circula entre los votantes de Bielsa -al menos en su ciudad- el discurso de que votarán al socialista Antonio Bonfatti si ella pierde la interna. Y es que, a pesar de que Unidad Ciudadana apoyó al exministro de Producción por orden de Cristina Fernández de Kirchner, se percibe que la rosarina mide mejor entre los independientes, e incluso entre el kirchnerismo no orgánico. En el Interior de la provincia y en la capital santafesina hoy está mejor Perotti, pero Bielsa aún no se lanzó a caminar con fuerza el territorio. En este panorama, cabe destacar que todo cambió en los últimos dos años. El macrismo parecía imbatible por aquel entonces, y en una elección curiosa en Santa Fe, el oficialismo provincial salía tercero lejos. Hoy Bonfatti es un candidato competitivo, aunque su imagen está desgastada por los índices de violencia durante su gobierno, en el que se gestó el famoso estigma de “narcosocialismo” que les atribuyó el diputado del FPV Andrés Larroque. En tanto, José Corral no es un candidato muy conocido, el sello de Cambiemos también perdió fuerza y para colmo el hecho de que sea de Santa Fe suele generar rechazo en los rosarinos, que concentran la mayoría de los votos de la provincia.

 

Sin embargo, el peronismo tiene otro problema, y es que confronta contra dos fuerzas que gobiernan el Poder Ejecutivo en diversos niveles, lo que da la posibilidad de hacer campaña en actos públicos y manejar cajas para financiar el proselitismo. Si bien las encuestas marcan que entre sus dos candidatos estaría, como fuerza, imponiéndose a sus rivales, la general va a ser otro cantar. Una cosa son los apoyos y otra lo que haga el votante, que es impredecible y a veces reacio a acatar acuerdos forjados por arriba. Porque como dice un viejo refrán de la política: dentro del cuarto oscuro los chanchos no miran.

Córdoba EXPLOTA: Cambiemos quedó al borde de la ruptura

En Casa Rosada siguen indignados por la decisión de Ramón Mestre, intendente radical de Córdoba Capital, de desoír a Marcos Peña y postularse para competir en una interna por la gobernación contra Mario Negri, el candidato elegido por Mauricio Macri. Ahora, lanzaron una polémica maniobra para intentar cancelar la elección.

 

El enfrentamiento entre las diferentes líneas, previsto para el 17 de marzo, es muy importante y deja a la alianza al borde de la ruptura en la provincia que fue clave para el triunfo de Cambiemos en el ballotage del 2015. Además, el  12 de mayo es la elección provincial donde el macrismo deberá enfrentar al gobernador peronista Juan Schiaretti.

 

Sin embargo, desde el ala que responde a Negri aseguraron que planean presentar un escrito ante la Junta Electoral para que frene el proceso o bien de un pedido a la mesa nacional de Cambiemos para que lo haga. 

 

La excusa formal que esbozaron ante Política Argentina es que "la elección interna costaría unos 20 millones de pesos y se necesitan más días para organizar la logística". Dede el sector que responde a Mestre aseguran que se puede realizar por menos de $3 millones. 

 

En el Gobierno temen que el aparato radical vuelva a imponerse y también agitan la existencia de una presunta mano del peronismo para favorecer a Mestre. El precandidato del macrismo en la capital, Luis Juez, habló con medios locales y disparó: "entrar a la interna es como ir al matadero".

 

Ante todo esto, Mestre respondió con un contundente spot publicitario:  "Te quieren hacer creer que tu voto no cambia nada. Que es sólo una interna. Que no es necesaria. La realidad es que el cambio comienza desde acá, desde Córdoba. Y desde ahora. Por eso queremos que el que elija la mejor forma de terminar con 20 años de peronismo seas vos".

 

"Se resolvió el no inicio del ciclo lectivo, con un paro de 72 horas"

Los gremios de docentes porteños discuten con funcionarios del Ministerio de Educación de la Ciudad en una mesa salarial que determinará si el ciclo lectivo comienza o no el próximo 6 de marzo, aunque ya Ademys anticipó que llevará adelante un paro por 72 horas entre el miércoles y el viernes de la semana que viene. Por lo tanto, en ese caso las clases recién comenzarían el lunes 11 de marzo. "La asamblea resolvió el no inicio del ciclo lectivo, con un paro de 72 horas", ratificó hoy el titular de ese gremio, Jorge Adaro.

 

En diálogo con El Intransigente, el referente gremial especificó este jueves que se llevará a cabo la semana próxima, jueves 7 de marzo, "una nueva asamblea para definir si el 11 volvemos o seguimos en medida de fuerza". "El jueves 7 vamos a ver si siguen las medidas o volvemos a la escuela", remarcó al tiempo que se refirió a las causas de esta decisión.

 

"Lo que propone el Gobierno está alejado, no solamente de lo que nosotros pedimos, sino de la recomposición salarial, con una pérdida arriba del 12 por ciento del año pasado y una propuesta que hace que ya se la devore la inflación a la misma....obviamente no deja más alternativa que salir a hacer medida de fuerza", argumentó al hablar con este medio. 

 

Acto seguido, señaló que el oficialismo realizó la propuesta que no fue aceptada por los gremios docentes de la Ciudad "porque sabe que es una que no se puede aceptar, pero también indica que no tienen ningún tipo de voluntad de mejorar". Siguiendo esa línea, aseveró que la política del macrismo es "una de ajuste" lo cual "significa bajar el salario en términos reales".

 

"Entonces, como la política de ajuste, hacen una propuesta que saben que va al conflicto", añadió convencido. "¿Por qué se espera hasta último momento para resolver estos temas?", se le preguntó a continuación a lo que Jorge Adaro dijo que es una pregunta "que tiene que resolver el Gobierno, porque es el Gobierno quien convoca". 

 

"Están haciendo una reunión a dos días antes del ciclo lectivo, esto es responsabilidad del Gobierno y eso lo tiene que contestar la Ministra (de Educación de la Ciudad, Soledad) Acuña porque no llamó como había dicho en la primera quince de enero y llama a dos días del inicio de clases", agregó el titular de Ademys a su fuerte descargo.

Rosario: segundo reclamo multitudinario en lo que va del año

Rosario se sumó a la ola de marchas contra las tarifas y los despidos, y realizó la segunda movilización en lo que va del año. La huelga tuvo lugar este miércoles por la tarde en la que participaron organizaciones sociales, políticas y gremiales en contra de las medidas económicas del gobierno nacional.

 

La movilización arrancó a las 18 en plaza San Martín y recorrió el centro de la ciudad hasta llegar al Monumento a la Bandera, donde se leyó un documento en el que se expresa la "imperiosa necesidad de decir basta a la política del gobierno de Mauricio Macri que pulverizó el poder adquisitivo de trabajadores y jubilados", según detallaron los organizadores.

 

Las organizaciones sociales y gremios que impulsaron la movida contaron con una alta participación de los ciudadanos, y consideraron que "todos juntos" es la forma para "derrotar el ajuste, los despidos y el tarifazo".

 

En una conferencia de prensa realizada ayer en el Centro Unión Almaceneros de Rosario, donde brindaron detalles de la marcha, los organizadores explicaron que eligieron el 27 de febrero como fecha de reclamo y el Monumento a la Bandera como lugar, ya que se trata del mismo día y el mismo lugar en que Belgrano jurara la bandera y la misma ciudad que hace 50 años vivió el Rosariazo.

 

El titular del Centro Unión de Almaceneros de Rosario, Juan Milito, confirmó ayer que la marcha "va a ser una expresión del pueblo movilizado en la calle para que cambie esta política que realmente está asfixiando y llevando a una situación límite al conjunto de los argentinos".

 

"Hay una presión del pueblo en la calle que tiene que hacerse sentir cada vez más. Por eso hablamos del Rosariazo" sentenció Milito, y al mismo tiempo indicó que la intención es "juntar al conjunto de la ciudadanía".

 

En el encuentro de ayer, participaron varios referentes sindicales, entre los que se encuentran Antonio Ratner (Municipales), Sonia Alesso (Amsafé provincial), Gustavo Terés (Amsafé Rosario), Juan José Sisca (Apyme), Juan Gómez (Empleados de Comercio), Edgardo Carmona (Prensa), Claudia Indiviglia (Sindicato Norte) y Eduardo Delmonte (CCC).

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time