POLITICA

"Este DNU es un atropello a las instituciones como nunca se ha visto"

La polémica desatada, luego de que Mauricio Macri, Presidente de la Nación, anunciara en la Casa Rosada que firmará un Decreto de Extinción de Dominio, continúa. Alberto Fernández, exjefe de gabinete, criticó la medida, al igual que el resto de los dirigentes peronistas. Sugirió al mandatario que primero trate los asuntos de su familia, y expresó que si necesita recuperar la plata robada, “que le pida a su hermano".

 

Este lunes, Mauricio Macri anunció en una trasmisión en vivo que concretaría la medida para recuperar los bienes de quienes no puedan justificar su patrimonio y sean sentenciados por corrupción o narcotráfico. "Hoy voy a firmar un decreto de necesidad y urgencia para avanzar con la extinción de dominio para que la Justicia pueda recuperar más rápido y de forma transparente los bienes que la corrupción y el narcotráfico se llevaron", afirmó el Jefe de Estado.

 

 

Durante una entrevista en el programa radial de Gustavo Sylvestre, Alberto Fernández se refirió al anuncio presidencial y dijo: "Si el Presidente quiere que los argentinos recuperemos la plata robada, que le pida a su hermano, que blanqueó $600 millones y que fue plata que le robaron al Estado en evasión impositiva, y que lo devuelva rápido". El ex ministro agregó de forma desafiante: "Si le preocupa eso, podría empezar por casa".

 

"Los DNU son decretos que la Constitución le permite decretar al Presidente en momentos de necesidad y urgencia. Ahora, esta materia que se llama extinción de dominio y abre la posibilidad de que alguien que ha cometido un delito reintegre aquello que se ha beneficiado por el delito, se ha tratado en el Congreso", sentenció Fernández. Además agregó: "El Senado dijo que hacía falta una sentencia definitiva para sacar de dominio del presunto delincuente los bienes que haya adquirido como consecuencia del delito. ¿Qué pasó con eso? La ley volvió a Diputados y necesitaba una mayoría especial para mantener el proyecto. Como Macri no la tiene, saca un DNU".

 

"La extinción de dominio no es más que una pena adicional y si hablamos de una norma del Derecho Penal, el Poder Ejecutivo no puede legislar", acusó. Además criticó al primer mandatario, diciendo: "Macri, de cuyas cualidades intelectuales nunca he dudado... que no las tiene, y que sí tiene desprecio por el derecho, no esperaba mucho. Aunque esperaba que por lo menos alguien le recomendara 'revisá esto que estás diciendo porque es un disparate'".

 

Fernández también atacó al ministro de la cartera de Justicia. Expresó que esperaba que "Germán Garavano, que es un patético Ministro de Justicia y que lo único que hizo fue armarse una camarilla de jueces federales que atendieran sus pedidos, le dijera (a Macri) 'mire presidente esto no se puede hacer'. Pero avalaron todo este delirio". Finalmente agregó: "Espero que los Diputados se den cuenta que les están birlando su competencia para que el presidente haga esto. No está luchando contra la corrupción" y concluyó: "Este DNU es un atropello a las instituciones como nunca se ha visto. Lo que hoy hicieron fue un formidable acting para volver a la posición fetal del PRO, que es hablar de corrupción".

El informe de Melconian a la JP Morgan que reconoce que la gestión de Macri fue peor que la de Cristina

A pesar de los esfuerzos que el Gobierno enarbola y construye una y otra vez para intentar esconder que la administración de Mauricio Macri fue un fracaso, hasta los propios trabajos privados de integrantes de la alianza oficialista terminan desmintiendo esa versión. Es que un informe de la consultora Carlos Melconian, extitular del Banco Nación y economista que ante cada crisis suena como posible ministro, para la JP Morgan reconoce que los cuatro años de la gestión de Cambiemos tuvo "peores resultados" que los cuatro precedentes de Cristina Fernández de Kirchner. 

 

 

Según la presentación de Melconian para clientes de JP Morgan, nada más y nada menos que la banca que mide el Riesgo País, en Punta del Este, el "balance económico puro, a secas, del cuatrienio 2016-2019" no deja lugar a dudas ni atribución de culpas a interpretaciones: el "cuatrienio Cambiemos" consiguió "peores resultados" que el "cuatrienio Cristina Fernández".

 

Para ello, compara que mientras el acumulado de la variación del PBI entre 2012 y 2015 da una suba de 1,5%, en el caso de los cuatro años de Macri el mismo índice exhibirá una caída de 3%.

 

 

Lo mismo hace con la inflación: en ese caso, la última gestión de CFK arroja un acumulado de 182%, mientras que la administración Macri alcanzará -si la suba de precios minorista que el Gobierno prevé para este año según presupuesto es acertada- un 211%. 

 

No conforme, en este punto la consultora de Melconian se burló de los "errores" del Gobierno en sus pronósticos económicos. La tabla incluye un item llamado "planillas CEOs" que resume que mientras el Ejecutivo calculó una suba del PBI de un 11,4% entre 2016 y 2019 y una inflación de 68,9%, la "realidad" dio como resultado un -3,0% y un 211%, respectivamente. 

 

No obstante, en el informe aseguraron que "el flojo balance macroeconómico versus el acierto en el rumbo de largo plazo (inserción en el mundo, G-20, salida de los cepos, arreglo con holdouts, desregulaciones en los mercados, correcciones de precios relativos, etc.), deja abierto un enorme desafío respecto a la contienda presidencial 2019".

 

Si bien Melconian refirió a la "herencia del 10 de diciembre de 2015, que era irremontable en un solo mandato", también habló de una "auto-herencia 2016-2017", de la que enumeró una extensa lista de errores de Macri, y de "la disrupción macroeconómica de 2018".

 

 

En otro punto, el economista vinculó la situación económica con las elecciones presidenciales que se disputarán en octubre y allí dejó una doble conclusión: que la estadística electoral no es favorable al intento de continuidad de Macri en las condiciones actuales pero que, al mismo tiempo, esa misma fuente señala como "difícil" que vuelva "el populismo".

 

 

Finalmente, y entre otros puntos, Melconian hace una recomendación de más ajuste a la próxima gestión: "Se impone en la campaña electoral primero y en el programa de Gobierno del 10/12/2019 después, encarar definitivamente las agendas pendientes: fiscal, de competitividad y monetaria. No queda espacio para seguir con el voluntarismo".

Elecciones 2019: Alfonsín aseguró que "la UCR ganaría una interna contra Macri"

Ricardo Alfonsín llegó a Mar del Plata para reunirse con militantes del radicalismo y otros sectores que buscan la conformación de un espacio progresista. Si bien no dice que será parte de un armado por fuera de Cambiemos y aclara que no será candidato, manifiesta preocupación por la situación política y social del país y cuestiona con dureza el rol de su partido en estos dos años la que calificó de “tener un desierto de ideas” y “alejarse de los valores históricos”.

Al mismo tiempo, en diálogo con El Destape, aseguró que la UCR tiene que presentar un programa de gobierno diferente al de Cambiemos (del que forma parte) y confía en que el partido compita con el Proy gane. Promete que “un gobierno radical sería mejor” y anticipa el futuro del Pro en caso de perder la elección con el peronismo.

- Los medios lo buscan por su condición de radical crítico del gobierno. ¿Está pensando la construcción de un espacio por fuera de la alianza de gobierno?

Digamos que estoy adelantando trabajo para cuando la UCR tenga que darse el debate interno en la UCR sobre las alIanzas que deben conformarse para las elecciones. Creo que algún día la UCR deberá darse cuenta que no es normal ni lo más racional que se reúnan los que piensan diferente para competir con quienes piensan igual. En realidad debería ser al revés, veremos qué decide la Convención Nacional, que es el único órgano partidario autorizado y con competencia para definir la política electoral. Habrá que ver si se ratifica lo dispuesto en en 2015 y en 2017.

- ¿Cuál es su voluntad?

El partido tiene que darse una discusión, primero que nada. Antes que discutir lo electoral hay que hacer un balance sobre lo ocurrido con el gobierno del PRO, porque no gobierna la UCR, gobierna el Pro, no gobierna Cambiemos.

- ¿Por qué esa distinción?

El Pro gobierna porque ganó la elección. Macri es presidente no porque sea el candidato natural de Cambiemos sino porque ganó las PASO. Entonces, lo primero es hacer ese balance, si las políticas aplicadas fueron las correctas, observar los resultados y sacar las conclusiones. Después tenemos que discutir si el partido cumplió con lo que había dicho cuando celebró este acuerdo.

- ¿Qué tendría que haber hecho el radicalismo?

Lo que dijimos que íbamos a hacer. Hacernos cargo de las diferencias e influir en las decisiones. Cuando acordamos en Gualeguaychú dijimos que si Ernesto Sanz perdía las PASO con Macri y le tocaba gobernar, sabiendo que éramos fuerzas políticas diferentes, íbamos a aprovechar todos los mecanismos partidarios e institucionales para influir en las decisiones, en el rumbo y contenidos de esas decisiones y para evitar que el sesgo pro-mercado el Pro se imponga. Dijimos que no íbamos a acompañar decisiones que no resultaran positivas para el país, bueno eso no se hizo. El que diga que la UCR actuó así no está diciendo la verdad o el que diga que no tuvo necesidad de oponerse a nada porque las decisiones del Pro hubiesen sido tomadas por nuestro partido, tampoco dice la verdad. Basta con ir a lo que pensaba el partido hasta 2015 en temas importantes. Además, tenemos que discutir un proyecto de país y pensar un programa capaz de resolver los problemas del desempleo, la estructura productiva, la inserción en el mundo, por ejemplo. ¿Nos hemos insertado en el mundo?

- El gobierno dijo que volvimos al mundo..

El tema es cómo nos insertamos, decir que volvimos al mundo es no decir nada. Estamos llevando adelante negociaciones con la Unión Europea y no sabemos qué se está negociando. Es inexplicable que una sociedad asista con esta indiferencia el secretismo de un acuerdo de esas características cuando el contenido del mismo es muy importante. Sin embargo, los argentinos no nos enteramos de nada. El partido tiene que incidir al ser parte de Cambiemos, a pesar de no gobernar porque el radicalismo es responsable del triunfo del Pro. Este tema, la economía, si vamos a industrializarnos, qué rol tiene que tener el Estado, que hacemos la ciencia, como crecemos y nos desarrollamos. Todo estos temas tiene que ser abordados por el partido. Decir cuáles son las alianzas electorales sin debatir todo eso es poner el carro delante del caballo.

- ¿Qué pasa si el radicalismo ratifica la alianza sin discutir todos esos temas?

Yo voy a promover la discusión y si el partido ratifica la política de alianza, cosa que creo que puede ocurrir por la relación de fuerza entre los convencionales, me parece que lo mejor es presentar una candidatura propia para competir con el Pro, además, porque le ganaríamos. A los radicales les digo que si competimos con el Pro, vamos a ganar y volvemos a gobernar. A los argentinos les digo que si el radicalismo ganara la PASO y después la general, el Gobierno sería muy distinto.

- ¿Cree que cualquier candidato radical le ganaría a Macri en una PASO?

Yo creo que sí. Algunos radicales se enojan porque digo esto, lo que creo es que debería enojarlos es los que dicen que el radicalismo no tiene que tener un candidato propio. Han salido a apoyar las declaraciones del Pro de tener un candidato para el 2019 y les parece mal que tengamos un candidato propio, la verdad que no lo entiendo demasiado. Insisto, el radicalismo haría un mejor gobierno.

- ¿Qué es lo que hizo que el gobierno no pudiera resolver problemas heredados como la inflación?

Los indicadores socioeconómicos que le hicieron perder la elección al Frente para la Victoria no solo no se han mejorado sino que se han agravado y, en algunos casos, se han incorporado. Creo que la razón por la cual esto sucedió es que las políticas aplicadas por el Pro fueron de neto corte liberal propia de los que creen que lo mejor que puede hacer la política con la economía es meterse lo menos posible y solo hay que garantizar estabilidad monetaria y equilibrio fiscal para que después el mercado se encargue de resolver todo. La otra razón que explica que los problemas no hayan mejorado es la defección de la UCR que no impidió que se tomen decisiones equivocadas, actuó como quien pone en suspenso su propia identidad, como si tuviera temor a manifestar sus discrepancia. Hablo de la conducción, que no es lo mismo que el partido. Si en los últimos dos años el Comité Nacional hubiera cerrado sus puertas, no se hubiese notado la diferencia, un desierto de iniciativa e ideas.

- Hay quienes dicen que cuatro años más de este Gobierno puede llegar a ser muy dañino por una posible reforma laboral, los vencimientos de deuda y los condicionamientos del FMI. ¿Qué valoración hace de eso?

Para los que creen que ese no es el camino, claro. Yo me manifesté en contra de la reforma previsional y laboral. Me llama la intención que el partido en 2015 había cuestionado ese tipo de iniciativas, después lo terminó apoyando como la modificación de los haberes de los jubilados y el proyecto de reforma laboral que le pide sacrificio a los trabajadores en nombre de una compensación que nunca llega. En los lugares donde se ha aplicado esta política no se tradujo en generación de empleo o, en todo caso, terminó siendo de mala calidad. Esta es una receta liberal que puede estar bien inspirada pero que no da resultados. Por eso creo que un gobierno radical sería diferente, en todo caso la pregunta es porque nos juntamos en su momento.

- ¿Por qué se juntaron sabiendo que Macri era pro-mercado?

Nadie pensó que no lo fuera, incluso se aclaró lo que íbamos a hacer para evitar que eso efectivamente ocurriera. El partido iba a influir, no lo hicieron pensando que el remedio era peor que la enfermedad. A mí nadie me va convencer que las decisiones que no son buenas para el país, son buenas para el país. No es una sorpresa lo que hizo el Pro sino lo que hizo el radicalismo. Volviendo a tu pregunta, ¿por qué nos reunimos? Bueno, creo que hubo un argumento que era evitar que se profundice un proceso de deterioro y devaluación de valores fundamentales de la República. Yo creía que eso se podía evitar con el Frente Amplio UNEN que nos había dado tantos buenos resultados en 2013.

- ¿Y cómo esta hoy ese riesgo de deterioro institucional?

No se ha agravado, pero hay decisiones que, como la integración del Consejo de la Magistratura, que no se han modificado. El decreto reglamentario para la utilización de los DNU que nosotros siempre criticamos por no respetar la Constitución, sigue ahí. Transforma en regla lo que es la excepción. Es cierto que se ha recuperado el diálogo, no sé si por virtud o necesidad. Sin consenso y diálogo no era posible avanzar en proyectos concretos.

- ¿Puede que ser que esta defensa cerrada del Gobierno que se observa del radicalismo se produzca por temor a un retorno del peronismo al poder?

Eso le pasa a la sociedad. Hay muchos que votan a Unidad Ciudadana porque no quieren que gane el Pro, otros que votan a Cambiemos porque no quieren que gane Unidad Ciudadana. Por eso creo que hay que mejorar la calidad de la oferta electoral y no reproducir lo que pasó en 2015 que se organizó en función de la grieta y se votó por la negativa. Una forma de mejorar eso es presentar en una PASO un programa sustancialmente distinto al del gobierno, porque gobernar no es solo cuidar la República, es mucho más complejo.

- ¿Qué pasa si gana el peronismo?

Creo que pudiera ocurrir algo que por default el radicalismo podría transformarse nuevamente en un actor central de la política argentina porque no podría pasar con el Pro como partido político.

- ¿Cree que puede desaparecer?

Es una posibilidad porque hay muchos partidoS dentro del Pro y una derrota siempre genera fuertes heridas que un partido como el Pro no sé si podrá tolerar. Los partidos tradicionales tienen más capacidad de permanecer.

- ¿Qué sucede con usted si no hay PASO en Cambiemos?

Hay un dilema que debe resolver todo miembro de un partido político en el caso de existir contradicciones. ¿Qué prevalece? ¿Ser orgánico o la defensa de los intereses del país?. Me gustaría que los radicales respondan esto. Yo no quiero ser candidato, aclaro, pero de todas formas no voy a hacer nada en 2019 que no considere que sea positivo para mí país.

- Costaría ver a un Alfonsín fuera de la vida partidaria. ¿Alguna vez lo pensó?

Es muy difícil para mí porque las ideas del partidos parte de mi vida, pero lo que está pasando hoy con la UCR tiene que ver poco con la dimensión ideológica del partido, con su razón de ser.

"El DNU es de una flagrancia absoluta de inconstitucionalidad"

Llovieron las críticas por parte de la oposición, tras el anuncio del presidente Mauricio Macri de aprobar por DNU la extinción de dominio, un proyecto de ley que se estaba tratando en el Congreso. Uno de los referentes que más repudió la nueva maniobra de Cambiemos fue el diputado nacional y precandidato presidencial del Frente para la Victoria, Agustín Rossi. 

 

“En primer lugar, los DNU son un instrumento que tienen vedadas una serie de materias. Las materias sobre las cuales no se puede legislar son la materia electoral, impositiva y penal, y este caso es claramente una cuestión de características penales. Claramente es inconstitucional”, sentenció el legislador, durante una entrevista con el programa radial de Gustavo Sylvestre. 

 

Y agregó: “Escuchaba a Germán Garavano y a Patricia Bullrich intentar explicar lo inexplicable, pero es de una flagrancia absoluta la inconstitucionalidad, porque la extinción de dominio aparece como una pena más. Nosotros lo rechazaremos y haremos presentaciones en la justicia. Yo creo que finalmente este decreto será declarado inconstitucional”. 

 

En tanto, comparó la medida con la Comisión Nacional de Responsabilidad Patrimonial (CONAREPA) creada durante la dictadura y que “le arrebataba bienes a los que ellos determinaban”. “En esa comisión, entre otros, le sacaron todos los bienes a la familia Graiver. Se utiliza para desapoderar a empresarios que no son afines al gobierno y se le sacan sus empresas y bienes de producción”, lanzó. 

 

“Se viene tratando en el Congreso desde 2016, se hizo una modificación en el Senado y volvió a Diputados, donde no hubo acuerdo entre los legisladores de Cambiemos. Si el presidente hubiese estado tan interesado en sacarlo, lo hubiese puesto en las sesiones extraordinarias de diciembre, pero no lo hizo. Claramente utiliza el mecanismo de los DNU para tratar de ponerse en el lugar del muchachito de la película que va en busca de los bienes de aquellos que cometieron ilícitos”, indicó. 

 

Además, el diputado puso en duda la transparencia del mismo mandatario nacional, al decir: “Resulta patético cuando el presidente dice ‘el que las hace las paga’. Viejo, paguen lo que deben al Estado. Que la familia Macri pague los 70.000 millones de pesos que dejó de pagarle al Estado cuando explotaba el Correo Argentino. Intentan instalar una agenda política que los aleje de las cuestiones económicas”. 

 

“Primero las pistolas taser, los 20.000 reservistas del ministro Oscar Aguad, la deportación de los extranjeros, la baja de la imputabilidad, y este tema. Y el mismo día en que el FMI corrige las proyecciones económicas de Argentina y habla de una contracción de 1,7%, aunque seguramente va a ser más. La caída del PBI en Argentina, durante la gestión de Macri, será de cuatro puntos”, concluyó Rossi. 

Cambiemos prohíbe que candidatos a gobernadores se postulen en cargos nacionales

Los presidente de las tres fuerzas que integran a Cambiemos, el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, firmaron un documento en donde se les prohíbe a los candidatos a gobernadores en elecciones desdobladas presentarse en un cargo nacional. De esta forma buscan reducir las incertidumbres políticas, las internas y evitar las candidaturas testimoniales.

 

Según el texto al que tuvo acceso Infobae y fue firmado por Humberto Schiavonni, Maximiliano Ferraro y Alfredo Cornejo se establece que "en el marco del adelantamiento de elecciones provinciales ya sea por decisión de los respectivos Gobiernos Provinciales o por restricciones de orden constitucional y a los efectos de otorgar mayor transparencia a los procesos, las autoridades de los partidos fundadores de Cambiemos decidieron establecer que quienes sean candidatos a Gobernador no podrán optar por competir en las elecciones nacionales".

 

Desde Casa Rosada explicaron que la idea es sentar un precedente en el sistema político y, al mismo tiempo, exponer a los partidos que habiliten la doble candidatura de sus dirigentes.

 

Mientras tanto, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, aseguró a El Destape que “tener seis elecciones en la Ciudad era un poquito fuerte. Probablemente nos encaminemos a una visión unificada".

 

Sin embargo, remarcó que esa posibilidad se tratará más adelante con el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. "Aunque no es una decisión que tomará solo él, sino que tiene que ver con la visión general que abordaremos con el presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gabinete, Marcos Peña", agregó.

 

Hasta el momento, las provincias que adelantarán sus elecciones son La Pampa, Neuquén, San Juan, Chubut, Entre Ríos, Santa Fe, San Luis y Córdoba. En el caso de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy, tres provincias gobernadas por el oficialismo, aun no se confirmó su futuro.

El decreto de Macri que ya genera polémica: viola la presunción de inocencia, según los expertos

A pesar de la fuerte resistencia en el Congreso, el Presidente sacó un DNU que habilita decomisar los bienes de un acusado aún cuando todavía no haya sido encontrado culpable por la Justicia.

En 2018, el gobierno de Cambiemos no pudo avanzar vía el Congreso nacional con su proyecto de Ley de Extinción de Dominio. La iniciativa había sido fue calificada por varios representantes de ambas cámaras como "un mamarracho" y recogió innumerables críticas de los expertos.

 

El texto oficial no prosperó en el Senado -se aprobó en agosto pasado la propuesta del Bloque Justicialista que no contemplaba que la norma sea retroactiva ni que la quita de bienes sea vía el fuero Civil. Ante este revés, el presidente Mauricio Macri anunció este lunes que sacará un Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU) sobre la extensión de dominio retroactivo a 15 años.

 

El proyecto de Cambiemos elaborado al calor del escándalo que provocó el caso de José López pretende que la quita debienes se produzca incluso antes de que el acusado sea declarado culpable.

 

 La acción de extinción de dominio busca quitarle los bienes mal habidos a los delincuentes que cometan delitos muy graves como narcotráfico, terrorismo, trata de personas o hechos de corrupción.

 

 

En el Senado se presentaron tres proyectos alternativos para subsanar esta posible violación a la presunción de inocencia consagrada en el artículo 18 de la Constitución Nacional. A pesar de ello, ya el año pasado el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, insistió con la necesidad de avanzar en su sanción.

 

"Es muy importante para nosotros que la acción de extinción de dominio no esté totalmente atada a la investigación penal. Para ello proponemos un proceso civil rápido que le permita al Estado quitarles los bienes a los delincuentes aún antes de la condena penal", escribió Pinedo.

 

Consultado por minutouno.com, el constitucionalista Daniel Sabsay fue tajante: "Avanzar en el desapoderamiento antes de una condena es muy, muy peligroso. Siempre debe darse después de una condena al menos en primera instancia, porque sino estaríamos entrando en un territorio muy peligroso".

 

 

 Es muy importante para nosotros que la acción de extinción de dominio no este totalmente atada a la investigación penal. Para ello proponemos un proceso civil rápido que le permita al Estado quitarles los bienes a los delincuentes aún antes de la condena penal.

 

El periodista especialista en judiciales Gabriel Morini sostuvo asimismo que el decreto de Macri "vulnera la presunción de inocencia y propiedad privada", pero además "es un decreto de necesidad y urgencia que suplanta una ley votada por el Congreso, y lo que es peor es que convierte en retroactivo el DNU a 15 años cuando no se puede legislar para atrás".

 

 

 

Sabsay señaló que en la actualidad existe la figura de decomiso que se sustancia en el fuero penal y alcanza sólo a algunos delitos específicos como el narcotráfico o la trata de personas por ejemplo. Sin embargo, el proceso penal de decomiso, que se inicia recién una vez que hay una sentencia condenatoria es muy largo y la idea es poder rescatar esos bienes malhabidos para el Estado o incluso en los casos que correspondan reparar a las víctimas de los delitos juzgados.

 

La extinción de dominio por el contrario se sustancia en el fuero civil y su proceso es mucho más expeditivo por lo que el Estado recuperaría mucho antes esos activos que podrían "perderse" a lo largo del proceso penal.

 

Para salvar cualquier posible conflicto entre la letra del proyecto y la Constitución Nacional Pinedo explicó el año pasado a minutouno.com que "la acción de extinción de dominio supone revertir la carga de la prueba. Por eso solo se aplica a delitos graves, siempre relacionados a formas de crimen organizado que requieren este tipo de respuestas rápidas sobre todo para atacar sus fuentes de financiamiento".

 

Sabsay: "Avanzar en el desapoderamiento de los bienes antes de una sentencia condenatoria es muy peligroso"

 

A su vez, Sabsay insistió en que la extinción de dominio es una figura que "ya se utiliza en países como Brasil y México por solo nombrar algunos de la región. Lo que se hace es que, en paralelo al proceso penal, se inicia un proceso civil para garantizar el rescate de los bienes conseguidos a partir de los delitos que son juzgados, pero siempre una vez que haya sentencia condenatoria".

 

Distintos especialistas que expusieron en la Cámara alta advirtieron que avanzar en el desapoderamiento de los bienes por pedido del fiscal de la causa, sin que exista sentencia previa, es violatorio de las garantías constitucionales y del principio de inocencia.

 

Los senadores buscan consensuar un único proyecto que incluya una serie de modificaciones con respecto a la iniciativa que llegó desde Diputados

 

Justamente uno de los cambios propuestos por Cambiemos es que inscribía esta medida en el fuero civil mientras que el texto del bloque Justicialistabusca que el decomiso se realice cuando exista sentencia penal de primera instancia y que sea impulsado por el Procurador del Tesoro.

Suscribirse a este canal RSS
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time