El papa Francisco y su reflexión sobre la política Destacado

El papa Francisco y su reflexión sobre la política

Durante la primera bendición del Angelus del año en el Vaticano, el papa Francisco afirmó que "la política no está reservada solo a los gobernantes". "Todos somos responsables de la vida de la ciudad, del bien común y la política es buena en la medida en que cada uno aporte su parte al servicio de la paz", reflexionó el Sumo Pontífice desde una ventana del palacio que está frente a la plaza de San Pedro.

 

"No pensamos que la política esté reservada solo a los gobernantes", declaró el Santo Padre en el primer día del 2019, en el que además se festeja la 52° Jornada mundial de la paz en la que el tema elegido para este año es "la buena política debe estar al servicio de la paz". Esta jornada, promovida por el papa Pablo VI en 1967, se celebró por primera vez hace 50 años y cada año el Obispo de Roma aprovecha la ocasión para enviarle un mensaje de paz a los dirigentes mundiales.

 

Por otro lado, en su última homilía del 2018 al celebrar las primeras vísperas y el tradicional Te Deum por el fin de año en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano el pontífice argentino comparó a Jesús con los sin techo de Roma. "Debemos detenernos a reflexionar con dolor y arrepentimiento porque, también en este año que llega a su fin, muchos hombres y mujeres han vivido y viven en condiciones de esclavitud, indignas de personas humanas", afirmó.

 

"También en nuestra ciudad de Roma hay hermanos y hermanas que, por distintos motivos, se encuentran en esta situación. En particular, pienso en tantas personas sin hogar. Son más de 10 mil. Su situación es especialmente dura en los meses de invierno. Todos son hijos e hijas de Dios, pero diferentes formas de esclavitud, a veces muy complejas, los han llevado a vivir al borde de la dignidad humana", agregó.

 

El Santo Padre trazó un paralelismo entre Jesucristo y las personas sin techo como ya había hecho hace un tiempo con la figura de los refugiados: "También Jesús nació en una condición análoga, pero no por casualidad o por accidente: quiso nacer de esa manera para manifestar el amor de Dios por los pequeños y los pobres, y lanzar así la semilla del Reino de Dios en el mundo. La Iglesia que está en Roma no quiere ser indiferente a las esclavitudes de nuestro tiempo, ni simplemente observarlas y socorrerlas, sino que quiere estar dentro de esa realidad, cercana a esas personas y a esas situaciones".

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time